lunes, 22 de enero de 2018

"Al enemigo ni agua, písalo"





Para documentarme mejor a la hora de escribir este “copo”, escribí “Bilardo” en google y entre bastantes opciones elegí una en la que se leía: “Bilardo… písalo”, la que por cierto andaba buscando.

          El tal Bilardo, argentino para más señas, fue entrenador del Sevilla FC hace algo más de veinte años y durante un encuentro con el Deportivo de La Coruña uno de los jugadores gallegos fue alcanzado, en una fuerte entrada, por la bota de un jugador sevillista, este fue a atenderlo y Bilardo pronunció la frase que le hizo famoso para siempre: “al enemigo ni agua, písalo”.

          Viene esto a cuento por la “guerra” política que se traen entre manos Ciudadanos y Partido Popular a causa de la negativa del “partido naranja” de prestarle, valga la expresión, un diputado en el Parlament para que los escuálidos cuatro parlamentarios que el PP obtuvo en las pasadas elecciones del 21-O puedan conformar grupo parlamentario y, con ello, obtener una subvención y secretaría que le permita hacer más viable, cómoda y sustanciosa su estancia en dicha institución.

          Los “naranjitos” de Ciudadanos se han negado a ser generosos y han hecho realidad la sentencia de Bilardo: “al enemigo ni agua”. Este hecho de las donaciones, que no supone la pérdida de un parlamentario para C´s, es práctica habitual tanto en el Congreso como en el Senado, basta recordar los dos senadores que el PSOE cedió a Esquerra Republicana en la Cámara Alta para que los independentistas catalanes pudieran conformar “grupo propio” y, en diferentes legislaturas, este hecho se ha reproducido en diferentes ocasiones.

          No creo que C’s haya acertado con esta decisión a no ser que, por aquellos de los últimos sondeos, Albert Rivera se vea ya presidente del gobierno de España y crea que el PP es el enemigo a abatir.

          Mal camino, amigo, si le niegas un vaso de agua a tu primo hermano porque puedes morir de un reventón.

2 comentarios:

  1. Los argentinos le dirían que no sean 'gatos". Gracias y besos, corazón. Lo de S. Pedro nada porque me gustas tú.

    ResponderEliminar