lunes, 18 de diciembre de 2017

No todo está perdido




Dándole vueltas al tarro me he pasado varios días con el asunto de la campaña electoral en Cataluña y creo que he perdido unos días con tan luctuoso tema, lo digo porque he llegado a la fatal y verídica conclusión que dichos comicios no se merecen el tiempo que les he dedicado; pero como siempre es hora de echar marcha atrás es lo que hago hoy, aunque mentiría si afirmase que la política no me agrada.

          Para lo que me queda de existencia -la vida la perdí hace ya tiempo- debo buscar otros caminos paro tomármela de forma más ligera o cachonda; lo digo porque ayer me tragué buena parte del festival que se inventó la Sexta con el debate a siete, digo bien, a siete candidatos para ver quien se llevaba el gato al agua o a la gatera que, por cierto, sería el lugar más adecuado para dichos personajes. Y es que lo siete deseaban tener razones suficientes y desiguales para convencer al vecindario y eso, creo, es materia suficiente para pasar de semejante burla.

          A la misma hora, para más inri, jugaban el Barça y el Deportivo, cuando caí en la cuenta que unas decenas de miles de personas debían estar viendo en directo ese encuentro de fútbol, de manera que cuando el señor del pendiente -el que besó a Iglesias o al revés- intervenía, cambié de canal y vi un par de jugadas de Lionel de las que quedé embelesado por aquello, y no es pecado, de que también me agrada el balompié. Y ahí sostuve el tiempo.

          Ahora nos llega un trío de días apasionantes; el 21 (elecciones catalanas, el 22 (el sorteo del Gordo) y el 23 (R. Madrid-Barça). De los tres, a bote pronto, prefiero el último pues me encanta el fútbol, sus prolegómenos, el partido, y, muy especialmente, el pospartido, ya saben: las copillas, los comentarios y contemplar una especie de duelo entre Cristiano y Messi.

          Iré a lo mío y ellos que vayan a lo suyo, claro que todo esto suponiendo que no sea agraciado con el Gordo de Navidad.


         

1 comentario:

  1. Con o sin Gordo de Navidad, tú a lo tuyo, José. Seguro que aciertas. Buenas noches.

    ResponderEliminar