lunes, 6 de noviembre de 2017

Rajoy, amaga




Al tiempo que Puygdemont, el “fugado”, saca pecho en Bélgica y se postula como candidato a la Presidencia de la Generalitat por el Partido Democrático de Cataluña, Rajoy amaga con ampliar el tiempo de vigencia del artículo 155 de la Constitución si en los programas de los independentistas, lista conjunta o cada uno a su bola, aparece la Declaración Unilateral de Independencia y, por tanto, la vuelta al intento de formalizar la República de Cataluña.

          En este fregado que nos espera, en las ya inminentes elecciones autonómicas catalanas, nos podemos jugar también una próxima convocatoria de Elecciones Generales, y que salga el sol por Antequera, si es que sale, parece importarle muy poco al notario-presidente.

          Mañana, siempre mañana -qué tabarra-, sabremos si vuelve a reproducirse esa lista de derechas (PDC), izquierdas (ERC) y antisistemas (CUP) denominada “Juntos por el Sí” para iniciar de nuevo la manera de dar la lata a cualquiera, esa lista que según Puygdemont, en artículo publicado en el diario británico The Guardian, obtuvo en 2015 la mayoría absoluta de la ciudadanía, o sea 72 de los 135 diputados; lo que esconde con sutileza el huido a Bruselas es que esos 72 escaños son el 47% de los votos y que, por tanto, apelar a la mayoría es al menos  bastante discutible.

          Lo que está meridianamente claro es que los ciudadanos que votan están partidos por la mitad, y ello sin contar con aquellos que se quedan en sus casas para verlas venir y dejarlas pasar.

          Lo que sí está intentando el independentismo, con Puygdemont a la cabeza, es horadar internacionalmente el prestigio y la economía de España en el mundo, y eso no es rebelión, sedición o malversación, eso sencillamente se llama “joder la marrana” a los españoles.

          No sé si tal hecho es constitutivo de delito, seguro que no, pero sí para que pase el resto de su vida entre sus amigos flamencos.


         


3 comentarios:

  1. La economía española está mas robada que la cueva de Alí Babá y quizá mañana, otra vez mañana, tengamos políticos honrados y la marrana sin joder, corazón. Nos apuntamos a verlo? Creo que esta vez voy a ser de los que se van a quedar en casa para verlas venir, que ya me tienen mareada con tantos paseos. Tres besos y gracias, guapísimo.

    ResponderEliminar
  2. Queridísima amiga; el poder y la corrupción son primos hermanos en todo sitio y lugar. Tú no te quedes en casa, hay que salir y votar, en conciencia, cuando llegue el momento.
    Para paseo el que intento retratar hoy en mi "copo" catalán.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Te haré caso y saldré a votar para no perderme los churros con chocolate que tomamos después. Abrazos, corazón.

    ResponderEliminar