jueves, 21 de septiembre de 2017

El rodillo del Estado (VI)





          Cuando alguien desacata la Ley, la que nos dimos en libertad, el Estado entra con su rodillo, más o menos engrasado, para intentar arreglar los desajustes que se hayan podido dar. Y en Cataluña y más concretamente en su Parlamento, quiérase entender o no, se quebró la Ley hace algo más de un mes cuando se aprobó una Ley de Secesión que, bajo la inocua frase del “derecho a decidir”, intentaba, y lo sigue intentando, crear una República Independiente y quebrar la unidad de la nación española.

          Fue por ello que la judicatura -poder judicial-, ordenó al gobierno -poder ejecutivo- que diera los pasos necesarios para que el artículo 1º de la Constitución, aquel que consagra la soberanía del pueblo español, no fuera conculcado por la “fiebre” separatista.

          Fue por ello que parte del rodillo estatal, las Fuerzas de Seguridad, mandatadas por la Justicia, entró en acción; acción que por archiconocida no voy a relatar, solamente aplaudir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario