viernes, 22 de septiembre de 2017

El derecho a decidir (VII)




El llamado “derecho a decidir” sobre la segregación de un territorio de nuestra nación no consta en nuestro ordenamiento constitucional y jurídico, es por ello que todos aquellos que lo quieran imponer se encuentran fuera del ordenamiento legal.

          ¿Qué se puede conseguir una mayor autodeterminación en las regiones y nacionalidades que conforman España?, pues seguro que sí siempre que se apuesto por la vía del diálogo o la reforma constitucional tal como se prevé en la misma. Póngase la clase política a ello siempre que el resultado no vaya contra el derecho a la igualdad de los ciudadanos sea cual sea el territorio geográfico en el que se vive; pero en fin, nos agrade o no, tal derecho, a veces demasiado demagógico, se ha instalado en la sociedad española, sociedad que lo asume a todo, y cualquier día de estos vamos a decidir si somos felices o no que es lo que realmente nos debería preocupar.

          Viene esto a cuento por los sucesos que están ocurriendo en Cataluña y por las muestras de apoyo que tal derecho está obteniendo en el resto de España; me refiero solamente a Málaga y Madrid, ciudades en las que podido comprobar la repercusión del mismo en la ciudadanía.

          En Málaga, ante la llamada de los convocantes para que los malagueños se definieran sobre el citado derecho acudieron, más o menos, el mismo número que asiste a un recital de poesía, arte que el insigne Juan Ramón Jiménez aseguraba que estaba destinado a una “inmensa minoría”.

          Madrid ya es harina de otro costal, siempre lo ha sido y lo será; a la llamada del PNV, ERC y su show Rufián, Podemos y sus mareas, la IU de Garzón y los compañeros de Puygdemont, se reunieron unas quinientas personas a favor de dicho derecho fantasmal.

          En fin, nos agrade o no, ver al exJEMAD y exteniente general Julio Rodríguez entre los convocados o convocantes, no deja de producir una cierta hilaridad, o no, según se mire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario