jueves, 27 de julio de 2017

Respuesta a la gallega





Ustedes no se enfaden en demasía con un servidor cuando afirmo, sin que me tiemble el pulso, que lo pasé fenomenal visualizando y escuchando a Rajoy Brey, presidente del gobierno de España, testificando ante el Tribunal que juzga una de las partes del “embrolloso caso Gürtel” que trae de cabeza, con razón, a buena parte de la clase política y mediática de este país nuestro.

          También comprendo perfectamente que muchísimos ciudadanos y líderes de opinión y de la “cosa nostra” política se encuentren enfadados cuando no han contemplado salir en camilla a tan odiado y querido, según por quién, personaje de la política.

          Cuando las acusaciones preguntaban y el “presi” contestaba complaciente, seguro y con apariencias de estar a gusto, y sin pedir un vaso de agua que alivie la sequedad que se produce en la garganta en casos de envergadura como el que narro, daba la impresión de que no era de este mundo, más todavía que se encontraba en la gloria y en plan cachondo; de verdad y sin estigmas políticos de por medio, podríamos afirmar que estaba “sobrao” ante los berracos que daban la partida por perdida.

          Lo mejor fue -según mi particular punto de vista- cuando el letrado de la asociación europea de abogados, de corte socialista, le comentó que una de sus respuestas había sido “muy gallega”; falta de vista del chavó de la toga pues le puso la contestación a huevo, cuando comentó que él no lo podía hacer “a la riojana”.

          He llegado a la conclusión al verle atravesar la sala de torturas andando como un ciclón para sentarse en un lugar demasiado privilegiado que este hombre es políticamente indestructible, o no, y más cuando los tres togados que le acariciaban con sus preguntas, el socialista de la citada asociación, el representante del partido socialista valenciano y el del partido socialista madrileño, el, Rajoy, pensó, creo, “esto es mejor que el mismísimo Parlamento”.

          Si a ello se le añade que en el día de hoy Pedro Sánchez ha pedido su dimisión y que el señor NO, junto a Pablo Iglesias, han quedado en verse para presentar ante la Comisión Permanente, que preside Ana Pastor, una petición para que Mariano comparezca por quinta vez en el Congreso para pedirle lo mismo que en el Tribunal, me da a mí que tenemos Rajoy “pa rato” por más que a muchos les pese, o no.

          Y todo ello sin hablar de la EPA, encuesta de población activa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario