martes, 11 de julio de 2017

¡ Ay Carmena, ay Carmena!




Sé muy bien que Carmena, actual alcaldesa de Madrid, se presentó a las elecciones del 15-junio-19777 por las listas del Partido Comunista de España en un puesto de salida que le hacía imposible obtener acta de Diputada al Congreso; ello viene a decir que fue una luchadora de pro contra el franquismo.

          En la actualidad es la regidora de la ciudad del “no pasarán” en la lista del despiste de “Podemos”, gracias a un pacto con el PSOE de Pedro Sánchez.

          Con motivo del XX aniversario del maldito asesinato del concejal del Partido Popular Miguel Ángel Blanco por Ermua, Carmena se ha negado, y está en su derecho como alcaldesa de la capital del Reino de España, a colocar un signo -llámese banderola, pancarta o imagen del edil asesinado- que recuerde el más premeditado de los asesinatos llevados a cabo por ETA.

          Las razones esgrimidas por Carmena es que no se puede o debe singularizar una víctima sobre el macabro conjunto de todas ellas; funesta reflexión la suya, porque el cruel asesinato del concejal de Ermua vino a significar un antes y después ante la lucha de la sociedad española contra los asesinos del hacha y la serpiente.

          España se conmovió, mientras el tic-tac seguía su lúgubre camino, y, por primera vez, la crueldad de los asesinos “tchapoteros” trajo consigo un despertar de la valentía de los españoles que, echados a la calle, crearon con sus “limpias manos” el llamado “espíritu de Ermua”.

          Madrid conoció la mayor concentración de ciudadanos que se conoce en nuestra historia clamando por la vida de un condenado a muerte, mientras el tic-tac seguía su imparable camino hacia la muerte de un joven desconocido.

          Siempre me ha hecho pensar que los asesinados por ETA han sido miembros de las fuerzas de Orden Público, militares, periodistas, arrepentidos como Yoye, ciudadanos y niños inocentes, militantes de UCD, PSOE yPP, algún ertzaintza, pero jamás, seguro que es pura casualidad, ningún militante comunista, sea del PCE o de la alternativa Kas.

          Ay Carmena, ay Carmena.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario