domingo, 11 de junio de 2017

Cogiendo el ritmo





Cambio de ordenador. Puesta a punto por mi parte. Todo es nuevo para mí, así que estoy de estreno. Perdonen pues mi extravío, pero aquí estoy dispuesto a ponerme al día.

          El honorable “flequillo” ataca de manera confusa con una pregunta indefinida sobre la República de Cataluña; ganas de joder.

          Montoro, la eterna sonrisa conejil, anda malhumorado porque el Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional el Decreto sobre aquella amnistía a los defraudadores; eso sí, demasiado tarde.

          Partido Popular y Podemos se han enfrascado de manera barriobajera durante la moción de censura presentada por los de Iglesias a Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid.

          Y como esta de la “censura” se ha puesto de moda por parte de “Podemos”, el próximo martes se discutirá la que le han colocado a don Mariano que ha desbaratado mis planes de ir a la Villa del Reino e intentar ver y echar un rato con aquellos de junio de 1977, los padres de la casta.

          Algunos españoles no desean la donación de Amancio Ortega, más de trescientos millones de euros, para gastarla en algunas comunidades en la lucha contra el cáncer, seguro que ninguno de ellos tiene o ha tenido semejante bicho; imbéciles ellos.

   En las cárceles españoles conviven toda clase de chorizos, al tiempo que el Partido Popular se va descomponiendo en beneficio de Ciudadanos; claro que Podemos puede, y de hecho lo hará, inyectar un par de kilos de vitamina C a los pupilos de Rajoy, mientras el PSOE se debate entre la vida y la muerte buscando un lugar congruente con su incongruencia.

          Y en todo este lodazal de despropósitos ha emergido desde los cielos la inmortalidad de un joven llamado Ignacio Echevarría que, junto a su familia, nos ha soplado en la orejilla que existe buena gente por estos páramos de escasa felicidad.

          Gracias, amigo; tus asesinos han conseguido tu inmortalidad.

www.josegarciaperez.es                                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario