jueves, 22 de junio de 2017

Acudiremos





El próximo miércoles va a tener lugar en el Congreso de los Diputados un acto conmemorativo de aquellas primeras elecciones democráticas que tuvieron lugar hace 40 años.

          Los parlamentarios de aquella época hemos recibido la invitación correspondiente para acudir a la Carrera de San Jerónimo -conste que los gastos corren por nuestra cuenta- y “echar” un rato de conversación sobre los que se fueron para siempre -demasiados- y nuestros propios achaques que son muchísimos.

          Estarán presentes, presidiendo el acto, Sus Majestades los Reyes de España para dar más solemnidad al agrupamiento de tanta “casta” y forjadores del “candado” del 78, o sea, la Constitución que nos dimos la ciudadanía, previa elaboración en el Congreso y Senado por tanta ancianidad reunida en torno a deseos de libertad y justicia.

          He pensado en demasía acudir o no por problemas de salud de la “parienta” y los míos que son menores, pero al final, y con el empuje final de nuestra única hija, que también nos acompañará como guapa guardiana de ancianos, hemos decidido estar presentes en el encuentro de los pocos o muchos que quedemos vivos.

          Acudo con zapatones y sin bastón, con ilusión y el deseo que el próximo año, no es mucho pedir, volvamos a vernos para celebrar los cuarenta años de la Constitución que nos dimos, vivimos y que, algún día, habrá que reformar.

          En realidad, por mi parte, de lo que se trata es saludar, conversar, reír y hacer algún que otro pucherito “disimulado” con aquellos hombres y mujeres -pocas en aquellos tiempos- que pasamos días difíciles, días para olvidar y otros para ser felices.

          Más que nada, para mí es un homenaje que creo nos merecemos aquellos que para algunos somos “casta”, o sea, los que conseguimos, tal vez con alguna que otra deficiencia, construir una transición modélica en la que nadie sobraba y todos éramos necesarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario