martes, 18 de abril de 2017

Podemos: ¡Hazte oír!




En esta ocasión, la del “tramabús”, no se puede afirmar que Pablo Iglesias, el general Julio, Cañamero, Irene, etc., han tenido una feliz y original idea, pues este bus que ha puesto en circulación es una burda copia de la puesta en marcha por la organización “Hazte oír” cuando aquello de que los “niños tienen pepe” y “las niñas vulva”, se diferencia una campaña de otra en que la “podemita” es más simplona, a saber: “un vaso es un vaso”, “un plato” o “una mafia es una mafia”, eso sí con un bus adornado por una serie de personajes de toda leche y pelaje.

         Bien es cierto que ambas organizaciones son la noche y el día, cenit o nadir, alfa y omega, o sea de polos totalmente opuestos, pero ya se sabe que los opuestos son justamente los que se atraen y besan sus morros, y tanto monta, monta tanto un  autobús como el otro.

         Nosotros los jubilados creo que somos los que quemamos nuestro tiempo “al rojo vivo”, ¡más periodismo!, y ya sabíamos que algunos de los rostros -esos sí que tienen “cara”- que el bus “podemita” pasea por las calles madrileñas son auténticos chorizos que están imputado algunos, encarcelados otros y más de uno a la espera del banquillo, pero Pablo, hombre de Dios, exhibir al periodista Rafael Inda en el día de hoy -mañana vaya usted a saber- como “uno de los nuestros”, gran film mafioso, es de una osadía manifiesta.

         Y no va a ser un servidor el defensor del director de “OK diario”, pero porque sea de derecha, si es que lo es, o porque reparte estopa a diestro y siniestro -incluido Podemos-, no está nada bien que sea señalado, al igual que pasaba en la Alemania nazi con los judíos, como un desalmado más y con cierta incitación a que pueda recibir una somanta de palos por cualquier desaprensivo ignorante o hasta ser diana para un blanco perfecto.

         Y con él, con Inda, van tres presidentes de gobierno votados por los españoles en varias ocasiones y a los que, para bien o mal, algo se les debe en el ejercicio de su cargo.

         Uno de los grandes impulsores del advenimiento de la II República Española, José Ortega y Gasset, pronunció su ya famosa frase de “No es esto, no es esto” refiriéndose al cariz que iban tomando los acontecimientos”.

         Casi igual se podría decir en la actualidad de “Podemos”






3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eliminado porque había salido "repe". Las brujas de la informática...

      Eliminar
  2. El que esté libre de "no es esto" que tire la primera piedra.

    ResponderEliminar