viernes, 28 de abril de 2017

Del vino Jumilla y berberechos




El día veintisiete de abril de dos mil diecisiete, hizo sesenta y cinco años que conocí a una chavala quinceañera de cabello ensortijado, fina cintura, de cara graciosilla e insinuante mirada que me hizo tilín; dicho hecho ocurrió en el año mil novecientos cincuenta y dos del siglo veinte.

         Día a día fui estrechando mi cerco ante aquella filigrana de guayabo que no eludía mi presencia; estimé, pasado un par de meses, que había llegado el momento oportuno para hacer mi declaración de amor y ofrecerle ser mi novia formal, de lo que se puede deducir que las había informales.

         Aceptó mi proposición y, con algún que otro problema -la sal de la vida- hemos recorrido unidos sesenta y cinco años de existencia y vida. Se lo recordé y decidimos celebrarlo en un típico restaurante malagueño cercano a nuestro hogar y de nombre Papulinos donde dimos cuenta de algunas delicias cárnicas, aunque nada como una magnífica y suculenta papa al horno que preparan de forma exquisita.

         Sin embargo, ella -la “pastora”- y yo, en aquellos tiempos del pasado siglo, celebrábamos a diario nuestro pequeño e íntimo “botellón” consistente en bebernos, sentados en el escalón de portal, un cuarto y mitad de vino jumilla, aliñado con sifón, y devorar una lata de ricos berberechos que ella sustraía de la tienda de comestibles de sus padres.

         Éramos dos adolescentes que nos “peleábamos” por sorber, latilla en ristre, el sabroso líquido que reposaba en el fondo de la lata de berberechos; había veces que nos lo jugábamos a cara o cruz, pero ganase quien ganase siempre lo compartíamos.

         Después, fortalecidos por nuestro exquisito manjar, jugábamos con las manos a palpar con delicadeza nuestros cuerpos y a besar sin prisa alguna nuestros labios.

         He querido volver la vista atrás porque a nuestra edad ya no cabe lo de convertirnos en estatua de sal, sino que justamente  el poder disfrutar de la vida pasada es vivir dos veces.



15 comentarios:

  1. Muchas felicidades.
    Un récord hoy en día poder sumar todos esos años juntos y un verdadero detalle por tu parte el recordárselo con una celebración.
    Que lo celebréis muchos años más.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades a ambos en este día especial. Abrazos,

    ResponderEliminar
  4. Mis felicitaciones de nuevo, ya te las dí ayer encantada de compartir contigo ése acontecimiento...hoy me deleito leyéndote, que gracia tienes al recordar aquellos momentos tan especiales. Besos Presidente

    ResponderEliminar
  5. Mis felicitaciones de nuevo, ya te las dí ayer encantada de compartir contigo ése acontecimiento...hoy me deleito leyéndote, que gracia tienes al recordar aquellos momentos tan especiales. Besos Presidente

    ResponderEliminar
  6. Ojo, compartir contigo, por wasap...que ésa celebración es sólo de dos. Aclaro para no haya malentendidos (lo escribí mal) entre tus admiradoras... Jajajajaja
    Más besos

    ResponderEliminar
  7. Mis felicitaciones de nuevo, ya te las dí ayer encantada de compartir contigo ése acontecimiento...hoy me deleito leyéndote, que gracia tienes al recordar aquellos momentos tan especiales. Besos Presidente

    ResponderEliminar
  8. Vaya tres maravillas!! Tu Rosa, tú y tu Copo.
    Felicidades y por muchos más, salud!!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, querida Ana Vivero, por tu deseo de que repitamos de nuevo la celebración.
    Besos,poeta

    ResponderEliminar
  10. Gracias Antonio por tu delicadeza en estos detalles.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Gracias, querida princesa por tu complicidad en la felicitación.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Mi agradecimienro al desconocido o desconocida.
    Abrazos y/o besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de desconocida, corazón, que no sé cómo hacer para que entre mi nombre. Tres besos.

      Eliminar
  13. Jajajajaja es difícil Ana, mira yo que he repetido mi comentario 3 veces jajajajaja

    ResponderEliminar
  14. Muchas felicidades, pareja. La vida es una suma de instantes. A celebrar. Abrazos.

    ResponderEliminar