domingo, 5 de marzo de 2017

El eurodiputado y asqueroso nazi




Se llama Janusz Korwin-Mike y es polaco, además de eurodiputado y nazi. Evito llamarle hijo de puta porque estaría ofendiendo a su madre, mujer, aunque a él le daría igual porque lo suyo, además de chulo y cobarde, es tocar arrebato contra ellas, las mujeres.

         Chulo porque presume de ser hombre y cobarde por ampararse en un acta, que le pagamos, para soltar por su lengua viperina y soez toda clase de insultos propios de quien saluda al estilo Hitler, al que por cierto adora y cuestiona todo aquel holocausto realizado contra los judíos.

         Su última intervención en esa ñoña cámara parlamentaria que acoge a sujetos de su calaña se ha convertido en viral en las redes sociales donde los buenos internatutas han pedido firmas para solicitar su dimisión; es que me parto de risa con los “demócratas” que han perdido el tiempo en tamaña petición.

         Expulsión, eso es lo que hay que pedir a sus altas dignidades, para el polaco nazi que se atreve a decir que la mujer tiene menos arrestos que el hombre, ya ven, amigos de sexo, que si nosotros tuviésemos que empujar, o sea, parir, la especie humana se hubiese extinguido hace siglos.

         Arrojo y “pelotas” es lo que tenía la señora Antonia, mi santa madre que, según ella, nada más que le gustaba el cuello de los pollos de la postguerra incivil española para que sus hijos se comieran los muslos y la pechuga.

         No deseo seguir escribiendo porque me subo por las paredes cuando veo tanto facha con su cínica sonrisa y más silencio, silencio que sabe a cobardía, por no coger a semejante chulo de mierda y ponerlo, tras una buena somanta de palos -sin llegar a matarlo- en la puta calle del inocuo Europarlamento.

         El que calla, otorga; por tanto, todos esos eurodiputados que se han cruzado de brazos y no los han empleado para poner de patitas al nazi en cuestión en Polonia son de su calaña, porque el silencio ante la barbarie es cómplice de él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada