lunes, 30 de enero de 2017

No hay dos sin tres




El título de este “copo” forma parte del refranero español y nos indica que, por regla general, cuando un hecho sucede un par de veces lo seguro es que vuelva a repetirse.

         Viene esto a cuento por las próximas primarias del PSOE en que se juega en buena parte el ser o no ser; también el título podría tomarse en el sentido que si Paxti y Sánchez han dado un paso hacia delante, no tendría nada extraño que una tercera persona, suena insistentemente el nombre de Susana, Presidenta de la Junta, lo haga también.

         Pues no sé si ella, Susana, tomará rumbo a Madrid como tantos otros políticos andaluces que cogieron su maleta y emigraron al centralismo en lugar de demostrar su valía en esta tierra de María Santísima, y así les fue y así nos va; por nombrar podríamos hacer un largo listado de “emigrantes”, son los casos de Felipe González y Alfonso Guerra, entre otros, por el PSOE, de Hernández Mancha y Javier Arenas por el PP, vale la pena nombrar a Julio Anguita por el PCE/Izquierda Unida y ya, para colmo de todos los males, el nombre de Alejandro Rojas Marcos por el extinto Partido Andalucista que comenzó a cavar su fosa en el hemiciclo del Congreso de los Diputados.

         Pero sin querer me desvié del tema en cuestión, o sea: la de los hechos que se repiten o podrían volver de nuevo a acaecer. Lo de Patxi López tiene poco recorrido por deberle todo aquello de lo que puede presumir políticamente al Partido Popular, a saber: el haber sido Lehendakari y Presidente del Congreso con los votos del ejército de Rajoy. Al tiempo que estando instalado en el “No es no”, se pasó con todo el equipaje, incluido el sueldo de diputado, a la abstención que aupaba a don Mariano a la Presidencia del Gobierno español.

         Y termino con el “no hay dos sin tres” del correcaminos de nombre Pedro y apellido Sánchez, el señor que perdió dos elecciones generales llegando a las más altas cotas de derrotas y que, mucho me temo o me alegro, vaya usted a saber, va a salir también derrotado en todo lo que se le avecina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario