sábado, 3 de diciembre de 2016

Autoprólogo y justificación de Ausencias (IX)




... Qué cojonudamente, con perdón para las almas puras, lo pasábamos en La Dehesa ­-nuevo lugar de encuentro- con un buen yantar y caldo a discreción al confabular, hecho muy de poetas, e intentar hacer realidad aquella máxima del Mayo del 68: “Que nuestros sueños sean sus pesadillas”; los adictos a la madrugada, entre ellos este que escribe, terminábamos dando cuenta de los sones de la Catedral en ese recinto que es algo más que un bar o cafetería, me refiero a Puerta Oscura; de allí nacieron muchas realidades que parecían imposibles y que, por su extensión, es difícil de relatar.

Echó el candado DIARIO MÁLAGA y nuestro trabajo quedó resentido, pero para situaciones de dicha índole nada mejor que internet, y nos pusimos a remar por sus océanos; creamos una página web y seguimos con el suplemento boga que te boga haciendo la travesía de  forma conjunta y de manera seria y ordenada; pero ya no era lo mismo porque el papel queda y se pasa de mano en mano, e internet, aunque importante, puede quedar reducido a la nada o, lo que peor, ir a la deriva.

En cuanto a las columnas, mi psicoanálisis preferido, busqué acomodo en la triada de periódicos locales, Sur, La Opinión y Málaga Hoy pero en ninguno de ellos fui acogido a pesar de que mi colaboración la ofrecí gratis; Frías, entonces director de la prensa decana, hizo mutis a mis requerimientos escritos y telefónicos; Méndez, director del periódico del grupo Joly, argumentó que tan sólo colaboraban periodistas de profesión, y con el de La Opinión, creo apellidarse Mayoral, mantuve una grata conversación que quedó en nada.

Sarria, siempre preocupado por mi estado de ánimo, me recomendó que mandases los copos  www.diariolatorre.es, hecho que realizo hace años, al tiempo que también se publican en www.diariosigloxxi.es; sin embargo lo que más me entretiene es el blog donde cuelgo todas los copos, algunos poemas y otras bisuterías que estime oportunas; y me siento bien.

La causa de esa satisfacción es que existe una empresa que se dedica a estudiar la influencia de los blogs en la ciudadanía, empresa que rastrea 5.000.000 de blogs y que en ese rastreo el mío ocupa, por ahora, el puesto 19.600 y que en la información que otorgan mensualmente sube que te sube y yo, lo que son las cosas, me conformo con tan poca cosa; si usted, posible lector, ha llegado en su lectura a este punto puede pinchar el copo de pepe y se encontrará con dicho blog...

                                                                                                             Continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario