jueves, 17 de noviembre de 2016

Ni yo tampoco




Viendo la sesión solemne del inicio de la actual Legislatura, comprenderán que la memoria me trasladase a la que viví en primera persona en la llamada Legislatura Constituyente (1977-78) y que parió, para bien o mal, la Constitución Española conocida hoy por Pablo Iglesias “el joven” como “candado del 78”, y que gracias a ella, o al candado, permite hoy unas variopintas Cortes Generales.

         Es cierto que uno no puede detenerse en el ayer y mucho menos afirmar que “cualquier tiempo pasado fue mejor”, pero negar que la existencia de una cierta diferencia, para mejor o peor, entre aquella remota Legislatura y la actual sería negar lo evidente.

         Cuando un servidor dejó la política o ella me dejó a mí, vaya usted a saber, había recorrido buena parte de Andalucía estudiando el fenómeno del SOC (Sindicato Obrero del Campo); en un viaje que realicé a Los Corrales (Sevilla) entrevisté a su párroco Diamantino García (D.E.P.), alma mater y fundador, junto a Paco Casero, de dicha organización que, a través del tiempo, en la actualidad es conocida por SAT; existían grandes diferencias entre aquellos luchadores de la dignidad jornalera y los actuales.

         Me ha llamado la atención la leyenda de la camiseta preparada por el Diputado de “Podemos” por Jaén, Diego Cañamero -hombre también bragado en luchas jornaleras-  para asistir a la solemne sesión de puesta en marcha del Congreso y Senado; y me ha sorprendido la camiseta por su leyenda: “yo no voté a ningún rey”.

         Nada que objetar a la camiseta que blanco sobre negro o negro sobre blanco le quedaba muy bien, pero no me quedo tranquilo si no digo para que todo el mundo se entere que “yo tampoco he votado jamás a un rey”; pero es que estaría por asegurar que nadie ha votado jamás a un monarca o tal vez en tiempos muy remotos, Fernando e Isabel, pudieron ser refrendados por alguna Corte de aquellos remotos tiempos, tras cruentas batallas.

         Diego Cañamero, buen hombre que juega a esto de las camisetas, pues igual se coloca otra pidiendo libertad para Bódalo, debe saber que él es Diputado, que no es poca cosa, por presentarse ante el pueblo para ser representante del mismo en una Monarquía Parlamentaria y no para irse poniendo y quitando camisetas que no vienen a cuento; pero bueno, cada uno es libre, gracias al “candado”, de hacer lo que desee, es por ello que un servidor escribe este “copo” en el ´día de hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario