lunes, 7 de noviembre de 2016

El PSOE en caída libre




Que el PSOE está mal y que puede ir a peor ya no existe casi nadie que pueda tener duda de ello tras el sondeo que el Centro de Investigaciones Sociales ha publicado en el día de hoy, según los cuales “Podemos” le aventaja en más de dos puntos y el Partido Popular lo dobla en porcentaje de votos. Cierto es que los sondeos no gozan en la actualidad de buena salud y sí de una gran desconfianza tras los batacazos que las distintas empresas que se dedican a sondear hayan hecho el mayor de los ridículos, pero ojo al dato.

         Es un rumor -ignoro si tiene visos de credibilidad- que Pedro Sánchez ha marchado a Nueva York para darle un impulso a la candidatura de Hillary Clinton, si fuese cierto bien haría la que mantiene un pulso con el republicano Trump, en hacerle una “cobra” al bienintencionado Pedro no sea que le chafe su previsible victoria.

         Otra arista del centenario partido, cuya vida debía durar otros cien años para bien de este país, son las secuelas parlamentarias que emergen del NO de ocho de sus diputados y diputadas, pues los siete restantes, los del PSC, ni los nombro porque estos van por libre desde que Guerra dejara los hilos del poder y les acariciara con aquello de “el que se mueva no sale en la foto”.

         Esencialmente son mujeres las díscolas con la abstención y con la posible mordida o correctivo que les coloque el Grupo Socialista, dándose las circunstancias que las cuatro más batalladoras son las independientes Margarita Robles (juez) y Zaida Cantera (exoficial del Ejército) respectivamente números 2 y 6 por Madrid en las últimas elecciones, junto a ellas Mari Luz Seijo (nº 1 de la lista por Palencia, impuesta por Pedro Sánchez) y Susana Sumelzo que encabezó la candidatura socialista por Zaragoza; afirman que la Constitución las avala y es cierto porque el parlamentario no está sujeto a mandato imperativo y puede hacer de su escaño un sayo, pero de ahí a que el Grupo Parlamentario no las pueda multar o darlas de baja entre los suyos hay mucho que discutir.

         Por si fuera poca la tensión que se sigue manteniendo en las filas del PSOE, varios militantes socialistas han presentado en el día de hoy una denuncia penal en el Juzgado de instrucción 13 de Madrid contra la gestora del PSOE y, concretamente, contra su presidente, Javier Fernández, su portavoz, Mario Jiménez, la Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz y el portavoz parlamentario del PSOE en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, en la que acusan a los dirigentes socialistas de presuntas «coacciones».

         Demasiado movidas andan las aguas en el PSOE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario