martes, 29 de noviembre de 2016

Auto prólogo y justificación de "Ausencias" (V)




... A Romero Márquez se unió, en funciones de responsabilidad de dirección el poeta Pedro José Vizoso, y a partir del cuarto o quinto número de Papel Literario mi nombre se unió al de ellos también en responsabilidades directivas; como cualquier otro triunvirato gozó de problemas y hubo tiempos en que el trío se convertía en dúo aunque el menda siempre permanecía, sería debido, quiero creer, a que mis años en política me habían otorgado una sublime paciencia para soportar toda clase de intrigas.

Mi misión consistía en dar fe, de forma crítica e irónica, de una gran parte de los actos literarios que se celebraban en Málaga, para ello, y agazapado tras el pseudónimo de El husmeador, aunque todos sabían de su identidad, plasmaba con ligera pluma el acto.

Todo el trabajo, que era cantidad, se hacía por amor al arte, o sea, gratis, pero con una condición a la dirección de DIARIO MÁLAGA: que se enviase el periódico con el suplemento a unas direcciones claves de la España literaria; hasta tal punto se hizo famoso PL, que DIARIO MÁLAGA era conocido como el periódico de Papel Literario.

En esa primera fase de papel impreso estoy obligado a citar, entre otros colaboradores, a Julio César Jiménez, Mesa Toré, Juan Carlos Martínez Manzano y José Sarria con su sección “Palacetes y mazmorras” que junto a El husmeador y Radiografía de un poema, ambas de mi autoría, se hicieron famosas hasta tal punto que no tengo más remedio que narrar una anécdota sucedida en Valencia, donde en un evento literario al que fui invitado, el buen poeta Luis Alberto de Cuenca al ser presentados, dijo asombrado: “Tú eres el autor de las radiografías, por favor, hazme una”, petición a la que con sumo gusto accedí.

Pero nada como aquellas dos páginas centrales que en ocho ocasiones escribiera Néstor Vidal, afamado poeta que bajo ese pseudónimo puso a parir a ocho grandes gurús de la poesía nacional, y de las que, como churros, se hicieron fotocopias a doquier por la capital del Reino para regocijo de muchos y vergüenza de los criticados...

                                                                                                               Contiuará


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada