jueves, 8 de septiembre de 2016

TANIA




Tania, de apellido Sánchez y ex novia de Pablo Iglesias, es en la actualidad Diputada por Madrid por la formación política “Podemos” y desde 2011 a 2015 fue parlamentaria de la Comunidad de Madrid por Izquierda Unida.

         No me atrevo a deslizar ningún elegante piropo hacia ella no sea que me tachen de machista por las fuerzas progresistas que confunden el hambre con las ganas de comer, o sea, con el apetito.

         El hecho de ser protagonista de un miserable y humilde “copo” no es debido a que haya cometida ninguna felonía de corrupción por mor de sus cargos políticos, incluido el tiempo que anduvo por el municipio madrileño de Rivas que, no recuerdo la causa tuvo algún jaleíllo de poca monta y que la Justicia desmontó como solo ella sabe hacerlo.

         La causa de tan alta distinción, la de ser tecleada por mis dátiles, se debe a que según un medio de comunicación, creo que es ABC, la diputada nacional, según su propia declaración de bienes, cobró algo más de 24.000 euros en el año 2015 por sus intervenciones en distintos medios de comunicación, de forma especial en La Sexta y La Cuatro, las más afines a los colectivos más izquierdistas, palabra esta última que, por cierto, nada tiene que ver con progresistas, lo que no excluye a algunos de sus integrantes que lo sean; bien puede ser el caso de Tania.

         Nada ilegal, amoral o corrupto por su parte o por la de Marhuenda e Inda que, junto a otro nutrido grupo de periodistas y políticos, ven sus nóminas crecidas mientras nos ofrecen sus “objetivas” opiniones sobre el momento actual político.

         Lo que sí me molesta, aunque no me quita el sueño, es saber que Tania cobra por entretener al personal que la contempla extasiado más plata que un servidor, jubilado tras cuarenta años de magisterio y cuatro o cinco en política, en todo un año.

         Conste que no tengo nada que reprocharle a Tania, pero me molesta, por no decir “me jode”, que por el hecho de ser uno un provinciano comentarista pueda ser tachado de utópico gilipolla, pero como de todo tiene que ver en la vida me postro ante ella, Tania, por los servicios prestados a la sociedad española.



No hay comentarios:

Publicar un comentario