lunes, 19 de septiembre de 2016

Con mucho tacto y mimo, Pepe




A este conjunto de trescientas cincuenta palabras que tengo que escribir hoy le debo echar bastante abono de tacto y mimo, ya que versa sobre la tierra que elegí para vivir: Andalucía.

         Llevo días pensando, al hilo del auto judicial dictado sobre sus tristemente famosos EREs, si dar mi humilde opinión sobre el tema o dejarlo pasar como un presunto hecho de corrupción de los numerosos que sacuden las entrañas de la dignidad y decencia de nuestra alma ciudadana.

         Parece ser, según dice parte de la Justicia, que se han desviado cientos de millones de euros destinados a paliar graves problemas de obreros en paro a intereses particulares y de partido político, en el caso que nos ocupa del PSOE de Andalucía.

         Es toda una organización política y poderosa en esta tierra andaluza la que está bajo sospecha y sus máximos responsables durante años, Manuel Chaves y José Griñán, ambos ex Presidentes de la Junta de Andalucía, ex ministros de Gobiernos socialistas y ex Presidentes del PSOE, y junto a ellos un número determinado de ex consejeros de la Junta encausados todos por conformar una trama delictiva que desviaba fondos de la Comunidad Europea e ir creando una pirámide de intereses que facilitara la estancia de ellos en el poder mediante un voto prostituido como en la Andalucía rural de antaño.

         Se argumenta, y no lo dudo, que los más altos ex dignatarios no se han enriquecido, pero sí habrían esquilmado los derechos de los trabajadores y empresas a los que iban destinados  los medios económicos; habría permitido crecer la bola de la corrupción política creando ellos auténticos corruptos, o sea, transformando la Junta de Andalucía en una “Universidad de Corrupción”.

         Pero tengo la sensación de la poca importancia que se da a este hecho, que si se demostrase por sentencia firme su certeza, sería el mayor escándalo de la clase política española por ser vos quien es, o sea: la autoridad máxima otorgada por voluntad de un pueblo para vergüenza de un pueblo en su conjunto.




        

No hay comentarios:

Publicar un comentario