viernes, 3 de junio de 2016

Similitudes peligrosas








Comprenderán que me da exactamente igual los logos que usen los distintos partidos políticos para la eterna campaña que finalizará el próximo 26-J, pero hay ciertas similitudes en algunos de ellos con otros que aparecieron en otros países.

         Lógicamente no me refiero a la hoz y el martillo, PCE, que es universal por aquello del internacionalismo comunista, sino que mi sorpresa se basa en la similitud de algunas manifestaciones externas del ya fallecido coronel Hugo Chávez con la cúpula de “Podemos” que, no olvidemos, asesoraron al régimen bolivariano mediante las CEPS.

         La copia total del famoso “tic-tac” de Hugo Chávez con el de Pablo Iglesias es un hecho incontrovertible y del que no  puede dudarse. Ojalá que, si en el caso de que “Podemos” alcanzase el poder, no se reproduzcan aquellos paseos del coronel por las calles de ciudades venezolanas en los que iba señalando, a la cohorte que lo acompañaba, algunos edificios a los que señalando con el dedo indicaba: ¡Exprópiese!

         La “patria” es, al igual que hacía don Hugo, una de las palabras más repetidas por Pablo Iglesias, patriota mayor del Reino de España, y que ha conseguido que no sea un estigma de puro facherío el poder pronunciarla.

         Hoy, pero ahorita mismo, hay una montada de mucho cuidado en las redes sociales por el logotipo del corazón que ha sacado “Podemos” a la palestra electoral, y ello por la similitud amorosa con otra que mostró Chávez en Venezuela, y que bien pudo ser obra de los asesores de las CEPS, ya saben, Pablo, Carolina, Errejón, Monedero, Alegre, etc.

         Miles de anagramas con el ya famoso “corazón” inundan, a través de las redes sociales, los ordenadores; y de entre ellos, destaca el de la sonrisa de Chávez, el corazón y la patria.

         Nada que objetar, pero existen calcos que lo mejor es olvidar el original del que puedan proceder, a no ser que los autores sean las mismas personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario