miércoles, 8 de junio de 2016

Imagínatelo sin Rajoy











Que ya está aquí la maldita campaña electoral a ritmo de merengue del PP y corazones de Podemos con vídeos como primicias de lo que se nos viene encima.

Usted puede hacer lo que desee, pero está, al igual que un servidor, a punto de toparse en farolas, televisiones, mercados y plaza con la machacona presencia de nuestros políticos diciendo y haciendo tontadas sin rubor alguno.

Tenemos la firme promesa de algunos de ellos, esencialmente de Pedro Sánchez, de que no se repetirán nuevas elecciones; hecho que hay que agradecer para tener la seguridad de pasar un buen verano, algunos entienden lo de “buen” porque tendrán un raquítico trabajo temporal y otros porque gozarán de un merecido descanso por playas y montes.

En política existe una respetable máxima electoral que Sánchez, líder socialista y máximo cabezón en su intento de sentar sus reales en La Moncloa, ha pulverizado en el vídeo electoral que se pasea por las redes sociales y penetra en nuestros hogares sin nuestro permiso; la máxima a respetar es no nombrar al adversario o al enemigo. Y este es el primer problema con el que se encuentra el líder socialista en esta campaña electoral, no saber todavía quién es su adversario y quién su enemigo.

Su adversario, al menos un servidor lo tiene claro, es aquel al que se dirigió diciéndole “NO, NO y NO y dígame que parte del NO es la que usted no entiende”; su enemigo es el que le tiende su mano para formar gobierno y como se le ocurra dársela se queda manco del mordisco que recibe.

Pues bien, el equipo mediático ha elaborado un vídeo de precampaña en el que se visualiza un verano idílico de playas, baños, encuentros, cervezas, viajes y que finaliza con un slogan en el que se lee: “Imagínatelo (el verano), sin Rajoy”, o sea, que para Pedro, por lo que se ve, su orgasmo particular consiste en la desaparición de Mariano.

“Al enemigo, ni agua”, decía Bilardo, antiguo entrenador del Sevilla FC de mi alma; y en política, amigo Pedro, “al enemigo, ni nombrarlo” y más cuando lo confundes.

Le has hecho un favor al Registrador, pues le estás dando publicidad gratuita. Chao, bambino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario