lunes, 27 de junio de 2016

El ex teniente general Julio




Vaya por delante, antes que me olvide con el fragor de la batalla política, que todas las empresas demoscópicas deben realizar un estudio profundo del estado de sus técnicos y ofrecerles un curso acelerado para ponerse al día o ponerlos de patitas en la calle, porque es que no hay derecho  al disgusto de la primera hora en las filas de los fieles seguidores de PP, PSOE y C’s ante el regocijo de Podemos, IU y sus confluencias, para acto seguido, más o menos unos noventa minutos después, ponerse la cosa al revés y entrar el PP en un estado febril de alegría, el PSOE salvando los muebles, C’s con un mohín de disgusto, mientras la comparsa de Podemos, y digo “comparsa” porque para decir que estaban algo enfadados habló hasta el tato, lloraba cantando.

         No les engaño, casi nunca lo hago, si confieso ante ustedes que mi gran alegría se trasladó a tierras de Almería donde el ex teniente general Julio Rodríguez, el exjemad de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire, y piloto de caza, número uno de Podemos por esa santa provincia andaluza -en diciembre pasado se presentó por Zaragoza- ha vuelto a caer en picado porque, según mi punto de vista, los “peceros” auténticos le han dado calabazas; y es que en todos los partidos existe un “gafe” y el de las estrellas ha acreditado en la doble convocatoria la posibilidad de que le sea incorporada esta distinción que, hace muchísimos años, portaba el socialista Luis Yáñez.

         Que el ganador, fuera fobias infantiles y/o sectarias ha sido el gallego Mariano Rajoy no ofrece lugar a dudas, entre otras causas porque es el único que ha vencido con cerca de setecientos mil votos sobre las elecciones del 20-D y que el gran perdedor ha sido Izquierda Unida porque se ha diluido en el amargo azucarillo de Pablo Iglesias y compañía.

         Cosa aparte es que el PP gobierne o no, pues todo va a depender de Ciudadanos y PSOE; claro es que si vamos a unas terceras elecciones el señor Rajoy puede obtener mayoría absoluta por aquella teoría de las progresiones geométricas.

         Y así de rápido, porque tiempo habrá para análisis más correctos, decir que la gran caída de la Bolsa de pasado viernes, o sea, el miedo no saber gestionar ha sido el gran aliado del PP, sin olvidar, claro es, la persecución “ad hominem” a Rajoy realizada por PSOE y C´s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario