lunes, 9 de mayo de 2016

Podemos + Izquierda Unida




El personal político se prepara para afrontar con éxito ese próximo 26-J que cuando menos lo pensemos lo tendremos a la vuelta de la esquina, es por eso que parte de la izquierda se unta de aceite para solventar lo mejor posible ese final de junio.

         Los invitados a entenderse antes del día trece de este mayo lluvioso son “Podemos” con todas las “confluencias, compromisos y ahora” existentes y la histórica formación de Izquierda Unida, el PCE para qué engañarnos, liderada por el malagueño Alberto Garzón; según mi punto de vista la auténtica izquierda es esta última y lo otro “Podemos y etcétera”, es un batiburrillo de comunistas, socialdemócratas conversos, populistas, cabreados, independentistas y algún que otro despistado.

         “Podemos” aporta a la posible confluencia con IU más votos y desparpajo político y mediático, mientras que la formación de Garzón suma historia e ideología que, trasnochada o no, vaya usted a saber, podría conseguir que los de Iglesias acaparasen una bella vitola para tan extraña envoltura.

         Lo más triste, ello ocurre casi siempre en política, es que se está hablando demasiado de puestos en las listas que de aquel “programa, programa, programa” del que tanto alardeaba el califa Julio Anguita; aunque parece ser que también se está parlando por lo bajini de la deuda que tiene Izquierda Unida por si es posible un alivio de ella.

         Mientras esto ocurre y al tiempo que han saltado las alarmas en el PSOE, Ciudadano y PP, lo expertos en estos temas comentan que en política dos y dos no son siempre cuatro, sino que en ocasiones pueden ser tres o cinco; pues vaya usted a saber,

         Veamos un caso parecido en nuestra política; en el año 1977 se presentaron por separado dos partidos de corte socialista, a saber, PSOE y PSP de Tierno Galván obteniendo Felipe González 5.370.votos y 118 diputados, mientras el profesor se hizo con 820.000 sufragios y 6 escaños, además de una gran deuda.

         En las elecciones de 1979 ambas formaciones concurrieron unidas bajo las siglas del PSOE, obteniendo 5.469.000 papeletas y 121 escaños dejándose, por tanto en el camino más de 600.000 votos teóricos y 3 esños concretos de la idealizada suma; sí es cierto que el PSP desapareció, que el PSOE asumió la deuda de su socio y que el viejo profesor fue alcalde de Madrid, porque Madrid, si bien no vale una misa como París, si la venta de un partido político.

         O sea, que UCD siguió gobernado con una mayoría simple; cierto es que en los tiempos de la “casta” sí se respetaba a la lista más votada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario