viernes, 29 de abril de 2016

La próstata y las listas electorales




La maldita prostatitis tiene su importancia, y no es moco de pavo, en la conformación de las listas electorales que lucharán por conseguir el mayor número posible de escaños en las próximas elecciones generales a celebrar el 26-J; es mucho lo que se juegan sus miembros para los previsibles cuatro años de mandato, a saber, subida de vida provincial a la cosmopolita capital del Reino, un sueldo más allá de lo normal, el consiguiente aforamiento, poder echar en cara de forma directa la “bilis” al poder y votar hasta la extenuación, todo ello unido a visitar el Madrid nocturno y gozar o sufrir de devaneos amorosos.

     La mujer se escapa del problema prostático, no así los varones que puedan tener el problema de tener ese miembro orgánico algo inflamado, hecho que les puede llevar a la micción en los momentos más inoportunos; es por eso que la próstata es el enemigo público nº 1 a la hora de conseguir el definitivo listado en las provincias, porque usted puede tener asegurado un número de salida, supongamos que el 2, y cuando las estrellitas del sueño opíparo de convertirse en excelentísimo diputado se convierten en realidad, siente usted la necesidad urgente e inmediata de hacer pis y va al excusado, algo normal; lo que no es normalete es que a la vuelta de haberse subido la cremallera se encuentre usted en el puesto 4 de la candidatura; solución en el caso de padecer prostatitis: vaya usted a la reunión con suficientes dodotis para no verse liquidado por el compañero de partido, que por cierto viene a ser el auténtico enemigo.

     Problema este que no tiene la mujer que, además, goza de un gran sentido de intuición como se ha podido comprobar en el caso de Carme Chacón que, con gran visión política, ha dado un paso atrás al anunciar que no encabezará las listas de Barcelona, hecho que ha dejado a Pedro Sánchez en bragas porque no sabe muy bien las causas políticas que han llevado a la famosa ex Ministra de Defensa a tomar esa decisión; no es el caso de Irene Lozano, la que fuese número 2 de Rosa Díez y biógrafa de la militara Zaida Cantera, que ha dejado a Sánchez noqueado al darle el adiós del alma al chamuscado líder del PSOE.

     Ahora, la baronesa Susana hará lo posible e imposible para incrustar a una de las suyas en las espaldas de su “querido” Secretario General.

     Y es que las mujeres, en esto de la seducción política, nos ganan como en tantas otras cosas.

     Os quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario