viernes, 1 de abril de 2016

Es bueno recordar (I)




Es tanto el tiempo pasado desde aquel lejano 20-D del pasado año que es bueno recordar la causa por la que nos encontramos en estos momentos sin saber qué va a pasar con la posible formación de Gobierno, hecho que no sé si realmente importa a los posibles lectores.

     En primer lugar, aunque parezca pesada la cuestión, volver a sacar a la palestra que el PP ganó con claridad las elecciones con mayoría simple y más de dos millones de votos que el segundo partido en cuestión, PSOE, y una treintena larga de diputados sobre los obtenidos por Pedro Sánchez; que de tercero emergió Podemos y sus “confluencias” con más de sesenta señorías seguido de Ciudadanos con su cuarentena de escaños y a gran distancia Izquierda Unida con un dúo de voces parlamentarias. Eso a nivel de partidos nacionales, a los que hay que añadir a los consabidos partidos de corte nacionalista y/o separatista.

     Recordar que el “apestado” Mariano Rajoy fue citando uno a uno a los líderes de todos los partidos nacionales que fueron dándole calabazas; con el primero de ellos, señor Sánchez, la entrevista duro diez minutos y sobraron nueve de ellos porque desde el primer instante le dijo NO a Rajoy y desde entonces lo va pregonando por las cuatro esquinas, con Pablo Iglesias mantuvo una entrevista cordial de hora y media y con Albert Ribera de cuarenta minutos de las que extrajo sendas calabazas, al igual que con Garzón, de Izquierda Unida, que le puso otro NO por delante.

     Llamado el Registrador por Felipe VI para invitarle a formar Gobierno, declinó tan responsabilidad dado que no tenía los apoyos suficientes para asegurar tamaña encomienda por lo que el Rey llamó a consulta a Pedro Sánchez (PSOE) y este accedió a la aventura creyendo que, deseo creer, podría llegar a ser Presidente del Gobierno de España; para ello contó con el apoyo de Ciudadanos, o sea, con la suma de 131 escaños (incluido la diputada canaria). Hasta dos veces tal propuesta de acuerdo con el partido que lidera Albert Ribera fue  rechazada contundentemente en sendos plenos del Congreso, pero no por ello Sánchez se ha dado por vencido y sigue intentando conseguir la cuadratura del círculo mirando al centroderecha (Ciudadanos) e izquierda (Podemos) y desdeñando a la derecha (PP), mientras acude a Txipras, visita al honorable Puigdemont y reparte “calderilla” en el Senado  a grupos separatistas.

     Seguiremos en próximos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario