jueves, 10 de marzo de 2016

La extraña pareja




Ocurre que mientras la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, “licenciada” en varias carreras universitarias ha indicado a dos militares de graduación y con titulación universitaria que su presencia “no es grata” en un foro sobre posibles salidas tras diferentes estudios, al tiempo que desde una web convertida en prensa digital, Diario.es, ataca, por “interés informativo” a los actuales reyes de España, la plebeya Leticia y el borbón Felipe VI, y parece ser que “Podemos”, según las marcas mediáticas blancas del PSOE, se debilita en luchas internas entre el “bobalicón” de Errejón y el “besucón” Iglesias, emerge entre la ciénaga de la corrupción en el último segundo del programa de “Al rojo vivo” de la Sexta Tv la detención de cuatro socialistas en la provincia donde el jamón adquiere bondades divinas, léase Huelva, y el ático de Estepona del “señor” González , ya por pesado, toma proporciones de total aburrimiento, la alcaldesa de Madrid, la ex jueza Carmena, afirma, dada su edad, que los actuales diputados y diputadas son como tenues chiquillos que juegan al escondite, al tiempo que no sé quién de Murcia, pero del PP, solicita que Rajoy se vaya a su puñetera casa, limbo, a dormir el sueño de los tontos en el seno de Abraham, el españolito de a pie comienza a pensar que para qué “coño”, con perdón de ustedes, depositó su voto el 20-D, mientras la jaula de grillos que ronda por los pasillos del Congreso, bajo la atenta mirada de la dama roja del PP, señora Celia Villalobos, que habla de culo y otras verdades que nadie se atreve a comentar, parece indicar que nos encontramos ante el mayor escarnio surrealista que la tropa política realiza sobre usted, mi vecino del quinto y un servidor, personas que, dadas las circunstancias, podemos y debemos transitar por la calle enmedio, la responsabilidad, única vía posible ante el cachondeo que se traen con nosotros.

         Pues bien, mientras este circo sigue funcionando, la extraña pareja PSOE-Ciudadanos o Pedro más Albert toma pecho, inspira profundamente y expira diciendo a izquierda y derecha que gozan de la mayoría minoritaria de tener 130 diputados sin que, por el momento reconozcan ninguno de ellos, dada sus ansias de poder, que han sido pasados y destrozados hasta en dos ocasiones por más de doscientos diputados que le han indicado que se vayan con el chimpachún a contar mentiras a otro lugar más adecuado.

         Ahí estamos y ahí permaneceremos hasta que la cabeza de Rajoy ondee entre ambos cotillas de chichinabo, algo que da la sensación, dado lo visto, no ocurrirá porque el colmo de la insensatez es que Albert, con 40 escaños, o Sánchez, con 90 de los mismos, se conviertan, uno u otro, en el falso Presidente de una España plural.


No hay comentarios:

Publicar un comentario