martes, 8 de marzo de 2016

Iniciativa Legislativa Popular en Málaga





En esta “ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia”, Málaga, la ciudad del “paraíso” que dijera Aleixandre o del “precipicio” que decimos algunos, ha nacido, en la cúspide de toneladas de basura a causa de una huelga de los servicios de limpieza, una bella margarita de la mano de mi buen amigo Ignacio Trillo, exdelegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y hombre valiente en la defensa de sus principios ideológicos, y de un empresario desconocido para mí una Iniciativa Legislativa Popular para que, en el caso de que no se consiga formar Gobierno en España, sean los actuales políticos los que paguen, por su total ineficacia, los gastos electorales que conlleve la convocatoria de nuevos comicios.

         Es una muy buena noticia para, en caso de llevarse a cabo, reírnos y regocijarnos gracias a que dos ciudadanos se hayan sacado de la chistera de la mollera tan original idea que deseo refrendar con mi firma y “copos”; demos, pues, en este día Internacional de la Mujer gracias a tan original proyecto.

         Tal vez sea por ello que los diputados y diputadas actuales que van desde Podemos al Partido Popular, pasando por los que se cobijan bajo el “Pacto de El abrazo” de PSOE y Ciudadanos, corren como si una guindilla hubiese penetrado en sus respectivos orificios anales para ver la forma de conseguir un gobierno, algo que un servidor no desea porque como he dicho en varias ocasiones España marcha muy bien sin gobiernos ineficaces, ya ven que se han acabado los recortes, ha bajado la gasolina y tenemos aprobado un presupuesto, prorrogable por cierto, gracias al “apestado” de Mariano Rajoy.

         Ocurre sin embargo que aunque Pedro va a llamar a Mariano y éste, en justa reciprocidad, parece que va a hacer lo mismo con Sánchez, el bueno de Albert Rivera se niega a realizarlo con el PP siempre que Mariano siga al frente de los populares, por lo que anda como ciego enconado en que con el Registrador al frente del ejército popular, él no va ni a coger higos; no sé de dónde proviene esa manía que el líder de C´s tiene con el abofeteado en Pontevedra.

         Así que mientras parece que el personalismo de Iglesias comienza a hacer mella en el partido de los “morados”, nace una esperanza por tierras malagueñas para conseguir poner los puntos sobre las íes de tanto tonto inútil que se pasea por los pasillos del Parlamento.

         Apoyemos, pues, a Ignacio Trillo en su amada utopía.

www.josegarciaperez.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario