lunes, 25 de enero de 2016

"Rajoy es un golpista"




Ernesto Ekaizer, periodista y escritor, con la sencillez y humildad que le caracteriza, junto a sus buenas maneras de criticar todo aquello que a él no le agrada, ha asegurado hoy repetitivamente en “Las mañanas de Cuatro” que “Rajoy es un golpista”, y como el que no dice nada, pues nada ha dicho, ha seguido soplando algún que otro piropo.

         Todo ello viene a cuento por la estrategia política del Registrador de la Propiedad, en comisión de servicios, de comunicar a SM el Rey Felipe VI su deseo de no ser designado para la investidura por no tener los votos necesarios para conseguirlo y, por tanto, no ser machacado por aquellos y aquellas que le tienen ganas de verdad.

         No creo que sea esa la causa por la que don Ernesto se ha tomado a la brava, con la mesura que le caracteriza cuando se trata de comentar los hechos y deshechos de la derecha, sino porque la decisión del Registrador, tras la puesta en escena, ha dejado despelotado a buena parte de todos aquellos que hacían gárgaras para darle estopa al Presidente en funciones de la España “plurinacional”.

         ¿Qué ocurre entonces?, pues ya supondrán que todo es debido al farol de inicio de campaña electoral del inefable Pablo Iglesias cuando hizo público su deseo de ser vicepresidente de gobierno con Pedro Sánchez e introducir en su gabinete a cinco o seis ministros; y digo farol porque estimo, si no es tonto, que no lo es, que él sabía muy bien que el PSOE y el mismísimo Pedro no podían aceptar semejante locura, locura por cierto, dicha desde la cordura y a sabiendas de que en ese momento estaba humillando al histórico partido.

         Con lo que no contaba Iglesias era con las cachazas de Rajoy que cogió al vuelo el farolazo y en él vio la posibilidad de armar el lío institucional en el que estamos inmersos.

         Descartado Podemos en el hipotético ejecutivo del PSOE, a Pedro Sánchez no le queda, cree un servidor, más que una alianza con Ciudadanos con la abstención del PP, realidad que está por ver; de manera que si esa suma de síes y abstenciones no se logra nada más existen dos posibilidades: 1ª) Un pacto entre PP, PSOE y Ciudadanos o 2ª) Repetir elecciones.

         No cabe duda, al menos yo no la tengo, que estamos abocados a ir otra vez a las urnas; uf, con lo pesado que resultaría, a pesar de ello, volver a repetir, escaño más o escaño menos, la misma situación que la actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario