miércoles, 20 de enero de 2016

Primera suma "for president"





Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida, ha comunicado al “ciudadano Felipe” la posibilidad de un gobierno presidido por Pedro Sánchez, líder de un PSOE que parece cuartearse.

         Rápidamente el llamado “pactómetro” de la Sexta TV se ha puesto en marcha y da casi seguro que la suma de PSOE, Podemos, IU y PNV con la abstención activa de Esquerra Republicana y los antiguos Convergentes de Artur Mas, reconvertidos en Democracia y Libertad, dan 167 síes que, si bien no llegan a la mayoría absoluta establecida en 175 señorías, ganarían por mayoría simple a los sumandos PP y Ciudadanos y algún “despistado” que haga de loco; con lo que Sánchez podría asentarse en el Palacete de la Moncloa.

         A mí no me sorprende nada que esta suma “for president” pudiese convertirse en realidad aunque algún ingenuo o ingenua pueda llegar a pensar, con cierta lógica política, que cómo es posible que las izquierdas reales que conforman Podemos e IU puedan votar con la derecha señorial del Partido Nacionalista Vasco; no importa tanto el hecho de que el PSOE lo haga, pues don Pedro se juega todo a una carta.

         Para conseguir tan hábil suma, el PNV parece poner una sola cuestión sobre la mesa de negociación en una habitación a oscura y sin refrigeración alguna: que sea respetado, sin ser tocado un pelín, el “concierto vasco”, o sea, la fragante desigualdad entre españoles del norte y sur; en ese caso, al poco tiempo, esto ya es una hipótesis personal, los separatistas catalanes pedirían algo similar en lo tocante al parné de la financiación autonómica de la tierra de Puigdemont y Forcadell, con lo que el resto de España viviríamos de un oprobioso limosneo.

         Cabe una idealista consideración: saber si los famosos radicales de izquierdas, aquellos que predican a tumba abierta la igualdad de hombres y mujeres serán tocados por el “dedo divino de la ambición” con tal de que el “apestado Rajoy”, el hombre que al menos nos ha dejado un Presupuesto normalete, se dedique a sus funciones de Registrador de la Propiedad.

         En política todo es posible, por serlo lo es que Izquierda Unida renuncie a su “evangelio” político y que “Podemos”, ya en tiempos de carnaval, se coloque el disfraz de Sabino Arana, padre de la “patria vasca” y diga al igual que él: “El bizkaino es inteligente y hábil para toda clase de trabajos; el español es corto de inteligencia y carece de maña para los trabajos más sencillos. Preguntádselo a cualquier contratista de obras y sabréis que un bizkaino hace en igual tiempo tanto como tres maketos juntos.

         Todo es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario