sábado, 23 de enero de 2016

Pablo embiste, Rajoy amaga y Pedro decide



El primer paseíllo de los políticos “caminito del Rey” ha finalizado y nos ha dejado una serie de actitudes y aptitudes dignas de reflejar en estas escasas líneas de opinión según mi muy particular punto de vista con el que ustedes, faltaría más, pueden estar a favor, en contra o pasar de él como ocurre en la mayoría de las ocasiones.

         He aquí que llegó Pablo Iglesias a charlar un rato tranquilo con el “ciudadano Felipe” con su indumentaria acostumbrada; más o menos la entrevista duró una hora y cuarenta minutos, terminado el minutaje marchó a la rueda de prensa que tenía prevista en el Congreso.

         Se presentó ante la “canallesca” con un equipo de posibles ministrables entre los que se contaban Errejón, Carolina, Inés, Julio el de las cuatro estrellas, la juez de Canarias, la mano izquierda de Ada Colau, alguno más, y manifestó entres clics y flashes que había transmitido al Jefe del Estado la posibilidad de formación de un gobierno de España con el PSOE del que se autoproclamó Vicepresidente del mismo, y mencionó su deseo de que algunos de los presentes en el show fuesen posibles ministrables, entre ellos el Ministro de la Pluralidad Nacional; sin olvidar a IU al que le otorgó un Ministerio.

         Mientras, en la Zarzuela tenía lugar la comparecencia de Pedro Sánchez con SM, el que por cierto transmitió al líder del PSOE la conversación mantenida con Pablo y su deseado gobierno. En realidad  nada sabemos, aparte de lo dicho anteriormente, la cara de estupor o asentimiento con la que Pedro  recibió la osada operación mediática de ·coleta morada”, pero por lo que a continuación manifestó en su posterior rueda prensa parece ser que le cogió en pelotas, es un decir.

         Lo suyo, lo eterno, lo de siempre… es Rajoy quien debe comparecer en primer lugar para ser investido o no, y cuando digo no es que NO va a votar a él ni al PP sin él, pero es él, Rajoy, el primero que debe dar la cara, aunque se la rompan… lo último es cosa de un servidor.

         La noche anterior a este cuento real, don Mariano había asegurado que iría a la investidura a dar la cara, pero por lo que se ve y por lo oído a Pablo, no desmentido categóricamente por Pedro, le dijo a Felipe VI que si ya había un gobierno en las cloacas de la no transparencia declinaba tal honor.

         O sea, que de momento se va a ahorrar que le digan por segunda vez que es un “indecente”, lo que ya es una victoria; en segundo lugar ha descolocado a Pedro “el decisivo” y le ha dado una media verónica a Pablo Iglesias; todo ello lo veo propio de un veterano político de las casta.

         Otro sí digo: ¿ustedes vislumbran, tras otro Caminito hacia el Rey, un gobierno de PSOE y Ciudadanos con la abstención activa y vigilante del PP y con el mosqueo de “Podemos”?

         De todo puede haber en la viña del Señor, digo yo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario