domingo, 29 de noviembre de 2015

La "hormiguita atómica" y tres más




Pues ciertamente que no sé si Mariano Rajoy se ha arrugado de ese tres contra uno en ese debate que La Sexta y Antena-3 han apodado de “decisivo” o le ha dado canguelo del bueno de saber que se la juega con el trío que, según ellos y pase lo que pase, le negarán el voto si le fuese necesario como apuntan la multiplicidad de sondeos publicados, o si es que su presencia es darle carnaza al enemigo tripartito o si es que los ve muy jóvenes y sin experiencia política o que no le la real gana de pasar otro mal rato o que no desea poner su cuello en la guillotina de la política o que se ve mayor para estos duelos con ventaja para sus adversarios o por lo que usted, querido lector, desee añadir a esta ristra que he escrito; desde luego que un servidor, en su caso, pero con veinte tacos más, no acudiría para ser sometido a un tercer grado de esa envergadura por tres chavales que aún no tienen experiencia de gobierno, aunque deseen tenerlo.

         Por ello, y dejémonos de mandangas, ha enviado a la “hormiguita atómica”, Soraya Sáenz de Santamaría, y Vicepresidenta del Gobierno de España, para que le supla y reparta estopa; y es que Soraya es buena espada y mejor parlanchina, al menos lo ha demostrado, sin papeles de por medio, en los ocho años que lleva al lado de Rajoy en la bancada del PP.

         Desde abandonar el debate por verse sometida a un cierto machismo por el trípode de hombres, que todo puede ocurrir, hasta ganar por goleada hablando en lugar del Registrador gallego todo puede ocurrir.

         No sé ustedes, pero un servidor que tiene cierta energía femenina -no confundir, por favor- ve a esta abogada del Estado más preparada que al que le gusta cerveza con tabasco, conduce cochecitos topes o va con la guitarra de plató en plató; por lo menos, y con seguridad, baila con más gracia que el soso de Pedro, que Pablo, el del asalto al cielo o que Albert, el que desea subir el IVA al pan y a la leche; los dos último sin representación parlamentaria por ahora.

         Y eso digo yo, por qué se han cargado a Garzón el de Izquierda Unida que, aunque escasa, sí tiene representación parlamentaria, y sus compañeros del PCE fueron protagonistas en traer la democracia por estas extrañas tierras donde parte de sus habitantes se ponen el parche antes de que les salga el grano: me refiero a los del “no a la guerra”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario