domingo, 8 de noviembre de 2015

Albert Rivera en Cádiz




Mientras “Podemos”, a través de su líder Pablo Iglesias acusa, en el Día Internacional de la Mujer Maltratada, a Mariano Rajoy de un cierto relajamiento a la hora de ocuparse del tema en cuestión como si el Registrador de la Propiedad y Presidente del Gobierno de España tuviese culpa en las salvajadas de los indecentes asesinos, Albert Rivera en la Cádiz del “Kitchi” ha anunciado parte de su programa si llega a ser el inquilino del Palacete de la Moncloa.

         Este joven ya maduro ha dejado caer algunas de las cuestiones que debatimos en los foros políticos al uso, a saber, la barra de los bares; en mi caso, en mi “dorado” Gran Vía cuando cansados de jugar a los “chinos”, que es lo serio, iniciamos la broma de conversar de política.

         De momento ha soltado que piensa suprimir el Senado, o sea, acabar con el sistema bicameral y por tanto, obtener una mayoría tan absoluta que haga posible tal anuncio; porque no hay que olvidar dos cuestiones para este caso: 1) Que para hacer realidad tal promesa hay que poner de acuerdo a los dos tercios de los diputados Congreso para poder reformar la Constitución y 2) que esos dos tercios no tengan gran cantidad de senadores en la Cámara Alta, aunque todo hace suponer que dado el sistema electoral serán PSOE y PP los ocupantes de gran parte de los escaños.

         Quiero decir que si algunos hablaban de “asaltar el cielo”, empresa que hoy por hoy se ve difícil de realizar, tampoco se deben pregonar promesas de imposible cumplimiento; menos todavía cuando la contrapropuesta es formar como una especie de Consejo de Califas de los Reinos de Taifas que impongan decisiones en virtud del número de Presidentes autonómicos del mismo partido.

         A bote pronto, un servidor no ve mal del todo que se supriman las Diputaciones, aunque esto le va a dar algún voto de más en las mayores ciudades, pero les restará en el mundo rural y hay que tener en cuenta que la suma de los 350 diputados que existen en la actualidad son el compendio o suma de los mundos urbano y rural; pero bueno, no es malo que lo diga aunque también hay que prometer lo que se pueda cumplir.

         Por ello, veo más factible que Ciudadanos y el resto de partidos apuesten por una auténtica Reforma de la Constitución o, al menos, y de acuerdo con Rajoy y Albert que ya se han pronunciado al respecto derogar la transitoria constitucional por la que Navarra se puede incorporar a Euskadi.

         Algo es algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario