viernes, 16 de octubre de 2015

Extraños compañeros de viaje



Uno que estuvo en la política pública en dos ocasiones y escribiendo casi día a día sabe muy poco de lo que se está cociendo en la actualidad; barrunta algo, pero es tan dinámico el momento actual que no da tiempo para dejar una imagen real de lo que pueda ocurrir no ya dentro de un par de meses, sino mañana mismo.

         Se desayuna uno con la incorporación de la que fuese látigo del PSOE de Sánchez, la diputada de UPyD Irene Lozano, a las filas socialistas a fin de regenerar la vida democrática del país y parece que es aceptada con el beneplácito de los compañeros de Pedro, precisamente Irene, la que escribiese el libro de la capitana Zaida que sufrió acoso sexual en los tiempos en que Carmen Chacón era ministra de Defensa; por cierto que la ex capitana también ha sido fichada por el insaciable Sánchez para ir de número 6 por la lista de Madrid.

         Cae uno en la cuenta que aquellos políticos que aparecían en los sondeos como los mejores valorados, léase Rosa Díez y Duran i Lleida, ya no asoman sus caretos en las actuales encuestas, o sea, no existen para el electorado pues ha sido devorados por sus propios compañeros de partidos políticos.

         Albert Rivera, el político de moda querido por los residuos de lo que se ha dado en llamar “casta” juega o le dejan jugar a varias barajas, las del PSOE y PP, y va conformando gobiernos con unos y otros generando fobias y amores  al mismo tiempo; él, que se sabe comodín importante en el paño del póquer, se lo va creyendo en demasía y ahora anuncia el inicio de su campaña electoral en tierras de Ávila, no ya por Santa Teresa de Jesús sino para ser comparado con el ex presidente Adolfo Suárez, el hombre más criticado por propios y extraños, y más tarde bendecido por todos y todas cuando el denso bosque nubloso del Alzheimer se instaló en él.

         Todo ello ocurre cuando en Cataluña, a causa de aquella ventisca de votos en cajas cartón, se intenta juzgar al emperador Artur por una serie de presuntos delitos y se está poniendo en jaque a la Justicia ante un aparatoso numerito de varas de alcaldes separatistas.

         Montoro concede una entrevista suicida, el PP vasco se desmorona un poco más, 13-TV entrevista al viejo ex ministro socialista Corcuera y alcanza altas cuotas de audiencia, el PSOE no termina de aclararse con Reforma Laboral  y yo, en estado febril, finalizo este copo por el solo deseo de escribir por escribir, que no es mal deseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario