lunes, 5 de octubre de 2015

El "Marca" de Carmena




Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, ha tenido el privilegio de gozar de dos páginas en Diario “Marca”, el periódico más vendido en España, con motivo del derbi Atlético Madrid de Simeone y el Real Madrid de don Florentino, pues creo que no ha sido otro el motivo de concederle tan aparatoso modo de hacer campaña.

         Ni ella, Carmena, apareció por el Calderón que se sepa ni a la señora le gusta el fútbol, tampoco los toros y no sé si sabrá saborear -tampoco es cosa que me desvele- un buen vino y fajarse en un chotis bien bailado.

         Pero lo de la pelota, los palos, Ronaldo y “el Cholo” si no gusta, hay que disimularlo por ser quien es, a saber, la primera dama de la capital del Reino de España. Buena parte del mundo, incluida Cataluña, interesada por el duelo madrileño y la señora sale diciendo que eso a ella ni le viene ni le va; a ella seguro que no, pero a todos aquellos madrileños y gentes de Málaga, Sevilla, Cuenca, Badajoz y un largo etcétera que llenaban los bares consumiendo algún que otro euro seguro que sí les interesa.

         Además Madrid, la ciudad que gobierna, me parece, Carmena, tiene en su entorno a dos de los grandes equipos de fútbol a nivel mundial y eso es bueno, buenísimo, para los intereses económicos, sociales y de reconocimiento oficial y extraoficial a nivel mundial; igual, aunque en menor medida, le ocurre a ciudades como Barcelona, Valencia y Sevilla, aunque en estos casos las parejas futbolísticas están muy descompensadas.

         Un alcalde o alcaldesa es la representación máxima de la ciudadanía y no se puede ir de peluquería en peluquería o de metro en metro o de terraza en terraza diciendo semejante barbaridad; pero qué es lo que está ocurriendo aquí, en España me refiero, que lo que antes era popular ya ha comenzado a dejar de ser del pueblo y de sus representantes: la tauromaquia, el fútbol, las verbenas, el Cachorro de Sevilla o la Esperanza de Málaga, las bandas de música entonando el Himno Nacional a la entrada y salida de pasos y tronos, etc.

         Vamos a ser finolis en demasía, más o menos como esos ediles de la “señá” Carmena que envían chistes de humor negro o verdaderas putadas, y a la alcaldesa de Madrid no les parece del todo mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario