viernes, 11 de septiembre de 2015

Raül Romeva




Raül Romeva es el número uno de la candidatura “Juntos por el sí” que podría obtener la mayoría absoluta en las elecciones al Parlamento de Cataluña el próximo día 27 de septiembre. En ese listado, no cabe el dicho popular de “juntos, pero no revueltos”, ya que es pura rebujina, no sé si selecta, las personas que la forman aunque tod@s tienen dos denominadores comunes, a saber, ser de su padre y su madre, y ser independentistas.

         Don Raül es un hombre bien preparado, ya ven: Licenciado en Ciencias Económicas y Doctor en Relaciones Internacionales; como militante que fue de Izquierda Unida, obtuvo en dos ocasiones -2004 y 2009- acta de eurodiputado por lo que la manduca la tiene asegurada ya de por vida por aquello de las pensiones a que tiene derecho; ahora ha dejado IU para embarcarse en la actual aventura, la palabra embarcar le viene como anillo al dedo porque su gran pasión es el submarinismo, y es que en  la actualidad ha efectuado una inmersión de mucho cuidado.

Ha sido o es miembro de “greenpeace”, aunque no se le reconocen grandes acciones internacionales a no ser estas dos: a) protestar ante la Comisión Europea por un pisotón del madridista Pepe a Leo Messi que quedó en nada, o sea, sin tarjeta amarilla o roja y b) alertar al Parlamento Europeo ante una posible intervención militar de España en Cataluña por el vuelo de unos cazas por los cielos de Lérida.

         Ahora, el señor Romeva, ha hecho unas declaraciones parecidas a las de Napoleón ante las pirámides de Egipto al anunciar, más o menos, que la Humanidad está expectante ante lo que ocurra el citado veintisiete de septiembre del año en curso.

         Así las cosas, así la rebujina, así de los tapados, así de Pep, Artur, Oriol, Forcadell, etc., podríamos afirmar que, si no estamos ante una panda de posibles lunáticos, si nos encontramos con una extraña serie de personajes ante los que, por si las moscas, deberíamos cruzar los dedos para evitar posibles maleficios o signarnos con la señal de la cruz.

         Creo que el pueblo catalán, sea nación o no en su conjunto, es merecedor de una mejor representación, representación que se preocupe de los recortes de la Generalitat en servicios esenciales o del destino del famoso tres por ciento embolsado presuntamente por sus mandamases.

No hay comentarios:

Publicar un comentario