jueves, 10 de septiembre de 2015

MUJER





MUJER

Esconde su presencia
cercada por sus miedos.
Disimula su sombra
en los negros recodos
que envuelven al olvido;
para ello alza la copa
donde besa desnuda
la tristeza alargada del alivio.

Un poster libertario
acompaña reliquias de esperanza
que nunca sucumbieron en sus sienes
y un incienso prendido
acumula columnas que abarquillan
en sus rizos recuerdos que diluye.
Un espejo devuelve sin ternura
una imagen de anciana soledad.
Sus canas no le importan demasiado.
Sus arrugas son surcos de experiencia
donde duerme sereno lo sensible.

Recuerda el primer beso de su noche,
El que dio y recibió
con promesas de eterno.
Una mueca desprende una sonrisa
-algo así como un cirio que se apaga-

Reposa el cigarrillo su veneno
y sumerge sus luces
camino del mañana.

Un libro de poesía descansa por la alcoba.

(Inédito de José García Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario