sábado, 1 de agosto de 2015

"Más vale pájaro en mano que..."



El señor Rajoy, presidente del Gobierno de España, ha anunciado que en un corto espacio de tiempo el Partido Popular aprobará los Presupuestos Generales de Estado que, lógicamente, se podrán tomar como su programa económico para el año 2016, de repente, y como en Fuente Ovejuna, el resto de las fuerzas políticas se ha tirado a degüello ante la posibilidad que este órdago de se cumpla.

         Si el PP ganara las elecciones se vería obligado a cumplir ese montón de euros que dice va a poner sobre la mesa, pero si es enviado a los infiernos de la oposición el partido o partidos que pudiesen gobernar España cambiaría, ipso facto, los presupuestos citados y pondrían en su lugar otra farragosa cantidad de números, convertibles en euros, para distribuir entre la españolada.

         El PP ha demostrado tener entre sus filas una buena partida de corruptos que para qué los voy a enumerar de uno en uno si para eso tienen ustedes a La Sexta, La Cuatro y algunos periódicos de papel y digitales; también sabemos que, aunque todavía no ha hecho la traca consabida, el PSOE, especialmente en Andalucía, ha arrojado al precipicio de la vergüenza otra fuerte millonada de perraje; y no digamos nada de la Convergencia de Artur, hijo político de Pujol, donde las tacadas de enchufismo, mezclado, con el silencio de Parlament han conseguido que el 4% de los dineros destinado a los catalanes desemboquen en los camuflados bolsillos de “gente de bien”; y para qué hablar de la bancarrota de Unió (13 millones de euros), el Bolc Nacionalista Valencià (484.000 euros), Izquierda Unida (11 milloncejos), Iniciativa per Catalunya con 1,7 millones) y el Bloque Gallego con cerca de dos 2 millones de euros, etc); y si a lo anterior le añadimos la socarronería millonaria de UGT y CCOO podríamos decir que “apaga y vámonos” que aquí el que no roba o defrauda es el mismísimo pueblo.

         A nivel muy personal, aunque no del todo decidido en este momento, pienso que más vale “pájaro en mano que ciento volando”, aunque el pájaro en cuestión sea la gaviota o el charrán que asegura la subida de mi pensión, si se aprueban los citados Presupuestos, en un 0,25%, o sea, casi nada o a lo
más para una cerveza mensual; y es que no me fío, por viejo que soy, de los nuevos pájaros que sobrevuelan la tacada de miles de millones de euros, a saber, los anaranjados y los de los cículos.

         En fin, todo es un suponer ambicioso pero que puede convertirse en realidad.

         Ya veremos lo números que proponen otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario