viernes, 3 de julio de 2015

¿Rebelión en la granja?



Cuentan que las bases de “Podemos” andan mosqueadas porque las primarias que servirán para elegir los candidatos a sentarse en los “castosos” y costosos escaños del Congreso y Senado se encuentran demasiado dirigidas por la cúpula intelectual, Iglesias y sus amigos de Facultad.

         Al no entender nada del proceso, aunque lo leo pero no llego desentrañarlo tal vez por aquello de haber estado acostumbrado a eso de los Congresos de partidos y sus comisiones correspondientes, tampoco puedo entrar de lleno o de perfil en esa nueva forma telemática de elección de posibles candidatos y candidatas.

         Lo que parece cierto es que las primeras y tenues insurrecciones están teniendo lugar por distintos puntos de la geografía política española y que, cómo no, Andalucía y Madrid abanderan la protesta; y es que hay mucho en juego si las cachas correspondientes toman aposento por los andurriales de la Carrera de San Jerónimo, o sea, a un paso del “cielo”, poder dicho sea de paso.

         Unos buenos sillones, ordenadores, secretari@s, aforamiento para salvaguardarse de la putrefacción de los tuits y posibles corruptelas, buen sueldo, mejores vacaciones, abundantes dietas, poco trabajo y la posibilidad de topar en la Plaza del Asombro con el amor soñado. Y con esos aditamentos, la ciudadanía y los círculos se van alejando poco a poco mientras se acerca un nuevo tratamiento, el de aforado por lo que pudiera pasar; así que habrá que estar atento para ver que “círculo” de amistades es el que va a rodear al posible excelentísimo señor don Pablo Iglesias.

         De momento, y es agradecer, el discutido y discutible amigo de Carmen Lomana -mi más sincero pésame por la muerte de su madre- Juan Carlos Monedero parece el más normal de todos los radios que forman los distintos “círculos” que pretenden el fastuoso “asalto a los cielos”, cuando ha admitido que a él no le gustaría ser Diputado, pero que en el caso de que Pablo llegase a la Presidencia del Gobierno no le importaría ocupar una de las vicepresidencias.

         Éste sí que sabe y no la Teresa andaluza, la novia de Kichi, que se ha quedado empantanada en el Parlamento de Andalucía. Ahora bien, lo importante sería saber qué vicepresidencia o ministerio le agradaría manejar a Monedero; dando por supuesto que el de Hacienda no sería de su agrado -pienso yo-, le endosaría el de Interior para que vayamos todos por igual y firme el ademán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario