jueves, 30 de julio de 2015

Albiol



El señor Albiol ha sido propuesto por el PP para ejercer de candidato a la Presidencia de la Generalitat; el espectáculo está servido pues la oposición, sin fisura alguna, se ha lanzado al cuello del ex alcalde de Badalona; la alcaldía, que ya la ostentó durante la anterior legislatura por mayoría absoluta se le ha escapado en esta ocasión por el pacto entre cinco fuerzas políticas de izquierdas y derechas a pesar de haber obtenido más del 35% de los votos emitidos.

         Dada mi ignorancia en estos temas, no llego a comprender la causa por la que el PP ha cambiado la ley electoral municipal tras celebrarse dichos comicios y, sin embargo, no lo hizo en el momento de celebrarse las Elecciones Europeas y comprobar que el subidón de nuevas fuerzas emergentes podían traerle algún que otro disgusto como así ha sido y así será en los próximos comicios generales.

         Albiol es considerado por la oposición como xenófobo hasta la médula, imagen de la extrema derecha y un tipo con el que hay que andarse con cuidado dada su talla y envergadura, y todo porque su lema electoral ha sido “Limpia Badalona” que, según parece, era una indicación a “quitar de en medio” al colectivo que representaban los gitanos rumanos; pues vaya usted a saber si era ese el objetivo pretendido. Si así lo fuese, no cabe la menor duda que el 35% de los vecinos de Badalona son unos auténticos xenófobos de mucho cuidado o que hay que tener un cierto cuidado con algunos gitanos rumanos.

         Sin embargo algo más debe tener el señor Albiol cuando buena parte de la oposición catalana, tras hacer la señal de la cruz, se ha encomendado a Dios y al Diablo para hacer frente a ese chicarrón que habla claro, directo, de frente y se le entiende; y es que en política, la pedagogía es la principal de las virtudes que debe ostentar cualquier representante de ella, y este, Albiol, aunque no sea Licenciado en Ciencias de la Educación, domina, parece ser, el lenguaje de los acodados en el mostrador del barrio donde los temas se dicen a lo claro y sin ambigüedad alguna.

         Al menos, a no ser que los de la CUP se lo coman, vamos a tener unos días muy entretenidos que, por cierto, falta nos hace.


No hay comentarios:

Publicar un comentario