domingo, 28 de junio de 2015

Uf¡, qué calor





         De momento, la verdad que recorre toda España es que hace demasiado calor. Todos de acuerdo, ¿no?, pues fenomenal, punto y final sería lo mejor y no existiría berrinche alguno.

         Existen el calor, la “caló”, las calores y el terral, este último es un fenómeno propio de Málaga; pero hoy, gracias a Dios, lo que hay es calor del bueno.

         Pues no sé si escribir de la llamada, por los progresistas, la “caverna”, lugar mediático sin mezcla de izquierda alguna donde se atiza a los partidos “siniestros” sin compasión alguna o de la “Sexta TV”, adicto un servidor a ella para ver si alguna vez le endiñan con morbo a Podemos o PSOE, pero creo que no vale la pena hablar de ello porque la cosa acarrea “peligro” por todas partes.

         Me gustaría hablar del “pecado y de los pecadores” por aquello que el pueblo afirma de que se dice el pecado, pero no los pecadores; y esto que tiene su tomate me trae de cabeza, porque alguien me ha dicho el nombre de un “pecador” que se dedica a enviar mensajes poniéndome verde, y el destinatario no me cuenta lo que vomita, si es verdad, el que se llama amigo mío por lo que tengo una culebrilla que se remueve por mi duodeno cuando lo veo y tengo que callar; mejor no decir nada.

         Por eso uno queda muy bien sosteniendo que hoy hay tela de calor del bueno y que no existe forma alguna de combatirlo, ¡uf¡, qué calor.

         Pues sí, a mí me agradaría que a Zapata, el concejal de los tuits sobre los judíos que caben en el cenicero de un Seta 600 y la mofa a las víctimas del terrorismo, la señora Carmena  le birlara el acta de concejal y también a Rita, la “asaltacapillas” públicas; ¿a que usted piensa que soy de derecha clásica?, pues no, tan sólo soy clásico.

         Ahora mismo se me cae la gota gorda porque, lo que son las cosas, el del mensaje de marras, ahora mismito me acaba de dar unas pistas sobre las indelicadezas de mi “amigo pecador”; eso se llama sintonía aguda.

         Ea, ya no escribo más, pues entre las calores y el Zapata tengo bastante por hoy.

         Jamás de los jamases he escrito un “copo” peor que este de hoy; seguro que es por el calor que voy a combatir con un “sólo con hielo” y después con más hielo y güisqui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario