jueves, 25 de junio de 2015

Ni en los "mejores" tiempos de Franco





Lo que molaba realmente al dictador Franco era aquello de la “conspiración judeomasónica”, pero en el fondo lo que más le preocupaba eran los comunistas porque, mucho o poco, representaban la única oposición a su régimen dentro y fuera de España: los demás dormían, o dormíamos, el sueño de los justos en el limbo mientras las primeras suecas venían a alegrarnos las pajarillas de la felicidad.

          Por ello, el párrafo que, entrecomillado sigue a continuación, del líder de “Podemos”, Pablo Iglesias, nada más puede entenderse desde el desprecio absoluto a una formación histórica que, guste o no, fue la única mosca cojonera que tuvo Franco o, lo diré con sumo cuidado, por el deseo de caudillaje del señor Iglesias; por ello es bueno, creo, leer estas manifestaciones de Pablo, el de “Podemos”, publicadas en diariopublico.es, mientras Alberto Garzón ofrecía Izquierda Unida a la formación “podemista”.

Os avergonzáis de vuestro país y de vuestro pueblo. Consideráis que la gente es idiota, que ve televisión basura y que no sé qué y que vosotros sois muy cultos y os encanta recoceros en esa especie de cultura de la derrota. El típico izquierdista tristón, aburrido, amargado..., la lucidez del pesimismo. No se puede cambiar nada, aquí la gente es imbécil y va a votar a Ciudadanos, pero yo prefiero estar con mi cinco por ciento, mi bandera roja y mi no sé qué. Me parece súper respetable, pero a mí dejadme en paz. Nosotros no queremos hacer eso. Queremos ganar. Preocúpate de otra cosa.
Me parecen respetables los que se conforman con el 5 por ciento, pero que nos dejen en paz. Siguen viviendo en el pesimismo existencial.
Deja de estar tan preocupado con las cosas que nosotros hacemos y con lo que nosotros proponemos. Sigue viviendo en tu pesimismo existencial. Cuécete en tu salsa llena de estrellas rojas y de cosas, pero no te acerques, porque sois precisamente vosotros los responsables de que en este país no cambie nada. Sois unos cenizos. No quiero que cenizos políticos, que en 25 años han sido incapaces de hacer nada, no quiero que dirigentes políticos de Izquierda Unida, y yo trabajé para ellos, que son incapaces de leer la situación política del país, se acerquen a nosotros. Seguid en vuestra organización. Presentaos a las elecciones, pero dejadnos en paz. Habéis sido incapaces en muchísimos años de entender lo que estaba pasando, de hacer una lectura coherente. Quedaos en vuestro sitio. Podéis cantar la Internacional, tener vuestras estrellas rojas… yo no me voy a meter con eso.

Creo, amigo Alberto, que la dignidad tiene un límite; mi consejo es doble: que no solicites más migajas al perdonavidas de “Podemos” y que te presentes a las elecciones generales por Málaga, mira que en Madrid puedes tener un descalabro terrorífico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario