lunes, 8 de junio de 2015

Felipe y Pedro



Felipe González, ex Presidente del Gobierno de España y máximo exponente de lo que “Podemos” entiende por casta política, ya viejo y chocho y con el candado de la Constitución Española en su equipaje y creador, junto a Adolfo Suárez y Santiago Carrillo, del llamado “régimen del 78”, se encuentra en la Venezuela de Maduro, porque es de él, para ver la forma de apoyar y defender, si es posible, a la oposición venezolana y a los presos que el del “pajarito” ha metido en chirona; hay que ver las fantasías que nos quedan por ver de aquellos viejos roqueros tan denostados en la actualidad por unos y otros.

         Pedro Sánchez, secretario general del PSOE y hombre que estudia la manera de llegar a ser lo que fuese Felipe, anda estos últimos días, y los que les quedan, buscando alianzas con el personal de “Podemos” que comanda Pablo Iglesias para colocarse el primero en la lista de salida de los que optan por “asaltar el cielo”, para ello no duda en aliarse con los amantes de Hugo y Maduro, ya saben, Pablo Iglesias, Monedero, Bercansa, Errejón, Alegre, etc., todos líderes de “Podemos” y que aunque ahora con la boca pequeñita afirman que están en contra de que los alcaldes venezolanos de la oposición venezolana estén en la cárcel, no hace mucho, desde luego que menos de dos meses, votaban en el Parlamento Europeo en contra de una resolución que condenaba tales encarcelamientos.

         Felipe y Pedro son la antítesis en edad, mayorcete uno y viejo el otro; constituyente el de la “casta” y reformista, sin saber qué es lo que hay que reformar de la Constitución, el otro; poco amigo de pactos con independentistas el señor González y compadre de todos y todas, a excepción del PP y Bildu, por ahora, el señor Sánchez.

         Será por la edad que uno tiene, seguro que debe ser por ese mal, que yo me quedo con el primero aunque de vez en cuando dé vueltas y vueltas en el interior de una puerta giratoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario