domingo, 10 de mayo de 2015

La Alcaldía de Málaga




Ya se ha publicado la primera encuesta sobre lo que puede ocurrir en Málaga, esta ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia, el próximo 24 de mayo, día de elecciones municipales.

         Sobre un total de 31 concejales, el sondeo le endosa al candidato del Partido Popular, Paco de la Torre, la nada despreciable horquilla de 15-16 concejales, o sea, que con la segunda cantidad  obtendría mayoría absoluta y con la primera bordearía la misma; después aparece el PSOE-A al que se le atribuyen 6 escaños en el Consistorio, seguido de Podemos con 4 sillones, a continuación Ciudadanos con 3-4 ediles y, por último, Izquierda Unida con 2 de ellos; por cierto que si así fuese, mi buena amiga Remedios se sentaría en uno de las poltronas de lo que por aquí conocemos la “Casona del Parque”, lugar donde se encuentra ubicado el Ayuntamiento, y como Reme ocupa el segundo lugar en IU, un servidor se alegraría un rato largo por la amistad que tengo con ella y, muy especialmente, con el que fue su marido, el buen comunista Manuel Ruiz.

         Y hablando de IU me extraña que el malagueño Alberto Garzón, candidato a la Presidencia del Gobierno de España, vaya dando mítines en los que solicita que nadie vote al PP; lo digo porque no creo que los votantes de Rajoy aparezcan por dicho lugar, y especialmente me preocupa que no solicite que nadie vote a Podemos cuando esta formación se ha convertido, con malas artes, en el recogedor de votos de IU; pero bueno, allá él.   

         En Málaga, obtenga o no Paco de la Torre su deseada mayoría absoluta, es donde se ve nítidamente la diferencia entre las elecciones municipales y otros comicios, ya sean autonómicos, generales o europeos; lo digo porque el PP malagueño perdió en Málaga, hace nada, las elecciones europeas y autonómicas, y ahora todo parece indicar que Paco de la Torre, PP, puede volver a revalidar una próxima legislatura al frente del Ayuntamiento.

         Su gestión, por más que le pese a algunos, ha sido encomiable con algún que otro fallo pues la perfección en política no existe; pero el ciudadano sí sabe distinguir, pero que muy bien que Málaga, bajo su dilatado mandato, ha avanzado en todos los aspectos y que al frente de esa tarea existe un hombre, Paco de la Torre, decente y honrado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario