sábado, 2 de mayo de 2015

Cosas de Pedro Sánchez





            No está siendo políticamente correcto el secretario general de los socialistas, señor Pedro Sánchez, en sus declaraciones ante las elecciones que se acercan sin remisión; lo digo por la referencia que ha efectuado ante los posibles pactos que indudablemente habrá que realizar para poder dotar de gobernabilidad a comunidades autónomas y municipios.

         La tontada que ha soltado, ya saben, es que el PSOE pactará con todos los partidos políticos menos con BILDU  y PP, y no lo digo ya, que también, por comparar como peligrosos a dos colectivos tan antagónicos, uno, BILDU, antiespañol y casi franquicia de ETA, y PP, español hasta la médula, si algunos lo desean lo llamaré españolista y que tanta sangre ha derramado, al igual que el PSOE, en manos de aquellos del hacha y la serpiente, léase ETA.

         Comprenderán que me da exactamente igual lo que diga Pedro Sánchez, pero decir lo que dice cuando Susana Díaz ha estado, y con toda lógica, solicitando un pacto encubierto con el PP para ser investida Presidenta de la Junta de Andalucía me parece una solemne idiotez.

         No excluye, pues, el secretario del PSOE pactar con Esquerra Republicana lo que nos podría llevar de nuevo a la traca soberanista de Cataluña, o también con los independentistas gallegos, pacto que llevó a sus compañeros de Galicia al peor de sus resultados electorales.

         Se nota una falta de identidad política y una clara ideología, al tiempo que un regusto por sentarse en las buenas poltronas del poder al señor Sánchez para seguir rehabilitándose como pura casta, vamos, Pedro, pero de verdad te da igual, con tal de ser un mandón, pactar con Podemos o Ciudadanos, con UPyD o Izquierda Unida; hombre de dios, así no vamos a ninguna parte.

         No me atrevo a hablar de Ciudadanos y Susana porque no está todavía cerrado el pacto para que la última alcance la investidura regia de mandona mayor del reino andaluz; pero esperemos unas pocas horas para ver en que acaba este primer pacto por abstención que se prevé; y si se da por casualidad habrá que estudiar con lupa el posible bajón en los próximos sondeos del partido de Albert.

         Al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario