miércoles, 13 de mayo de 2015

Albert está que se sale




No creo, aunque pueda parecerlo, haberla tomado con Albert Rivera y si así fuese lo disimularía no piense algún lector que dos baterías seguidas en contra de lo que afirma viene a cuento por haberme llamado “viejo” inservible e incapaz de regenerar la vida política y la democracia; pues en realidad, palabra de honor, no soy nada vengativo, ya que si lo fuese más de un consejero y bis vicrepresidenta y más títulos se iban a enterar.

         Pero es que se están dando tamaños disparates por parte de los dos partidos emergentes en sus declaraciones políticas que lo mejor es “verlos venir y dejarlos pasar” o hacer algún comentario sin mala uva, o sea, propio de los nacidos antes del “régimen del 78” para hacerlos entrar en razones o, al menos, dejarlos en fuera de juego.

         Ya saben que Pedro Sánchez, ese hombre que no desea encontrarse con Susana Díaz y viceversa, envió no hace mucho un mensaje a sus subalternos diciéndoles que pacten con cualquier partido que deseen para formar equipos de gobiernos municipales o autonómicos a excepción de arrimarse al PP o a Bildu; pues bien, Pablo Iglesias el de Podemos acaba de anunciar a los suyos que pueden pactar con todos los colectivos políticos, incluidos PP y Bildu, siempre que ambos giren 180 grados, o sea, que el PP se ponga a levantar piedras o Bildu a bailar sevillanas, pongamos por caso.
Que sí, que lo ha dicho aunque usted no se lo crean de momento.

         Pues bien, ahora nos llega Albert Rivera y da una larga cambiada exigiendo que para que Ciudadanos pacte con algún partido, éste debe incorporar las “primarias” en sus Estatutos. De la osadía a la chulería no existe más que un paso y, en este caso, Albert se está poniendo algo chuleta o se está pasando de rosca, ¿quién se cree que es para exigir a sus contrarios que introduzcan en sus estatutos lo que él desee?, ¿acaso las primarias garantizan que la corrupción y/o el mangoneo puedan desaparecer del mapa político?

         Tal como va la campaña, y estamos hablando de municipales y autonómicas y no de elecciones generales, esto anda convirtiéndose en una jaula de grillos de difícil definición; cuando lleguen las “buenas” confiemos en que los de la “casta” hayan enseñado algo a los “emergentes” que, por cierto, falta les hace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario