lunes, 2 de marzo de 2015

No se salva ni "el Tato"




         España está podrida según puedo percibir desde mi rincón preferido, este en el que visualizo un cartel con mi nombre y una leyenda en la que se lee “idealista incorregible”. Aquí solito, sin más compañía sonora que mi agitada respiración y una tenue trompeta de Chet Baker, he dado una rápida vuelta por internet y he visitado una docena de periódicos con un pestilente aroma a corrupción que me ha llevado a rociarme de colonia la chorla y a limpiar la pestilente pantalla del ordenador, pues los virus de la caca tendían a introducirse por el teclado.

         Panorama más que desolador, tierra de rastrojos que en algún momento habrá que rociar de gasolina para que no quede huella del paso de algunos y algunas por ella.

         Ahora resulta que el ex presidente del Barça, al más puro estilo etarra, se niega a declarar ante el juez en castellano; pues bueno que lo haga en catalán, pero que lo haga. Marta Pujol, de los Pujol de toda la vida, afirma que de los doce contratos que la Generalital le concedió, once de ellos fueron a dedo, pero que su apellido le ha hecho mucho daño; la salva que no se apellida García Pérez.

         Ignacio González, Presidente de la Comunidad de Madrid, acaba de volver a la palestra con el dichoso ático que presuntamente posee por tierras de Estepona e involucra a la policía como desencadenante de todo el estrafalario caso, aunque los hay que afirman que es cosa de puro navajeo de los suyos por aquello de volver a repetir como presidente de la tal.

         La que está que no para es la bella juez Alaya que, redada tras redada, está dispuesta a introducir en el trullo al que sea y del color que sea, mientras el Tribuna Superior de Justicia de Andalucía ha abierto diligencias a cuatro antiguos mosqueteros de Griñán y Chaves en los que ve posibles delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos, o sea de usted y de mí; me estoy refiriendo a los ex consejeros de la Junta de Andalucía Carmen M- Aguayo, Antonio Ávila, Manuel Recio y Francisco Vallejo; y mientras ello ocurre el Presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla lleva camino de ser auscultado por el TSJ en su calidad de aforado.

         No hay que preocuparse de nada, porque Susana Díaz, oh Susana, promete bajar el IRPF o RIP para los andaluces si estos, nosotros, la votamos en la ya inminente campaña andaluza; al tiempo que desde Venezuela, El Nacional, periódico de oposición Chavista, afirma que “Podemos” se ha beneficiado de los dólares del régimen de Maduro.

         Más que nunca, griten conmigo: ¡Viva Villa, Zapata y la madre que nos parió.




No hay comentarios:

Publicar un comentario