miércoles, 4 de marzo de 2015

La sexta y la Cuatro





         Me encanta la política y sus dimes y diretes, es por ello que al tener tiempo libre por aquello de la jubilación tengo acotado el día en distintos espacios; uno de ellos es ver y escuchar al mediodía las tertulias de la Cuatro y la Sexta donde disfruto como un cosaco, además a la segunda de ellas, la Sexta, le dedico la noche del sábado y parte de la del domingo para regodearme con sus ataques al Partido Popular por sus casos de corrupción, a pesar de que el director de La Razón intenta frenar en la medida de lo posible el machaqueo constante a que son sometidas las huestes del PP; se encuentra también la católica 13TV, amante de Rajoy, pero son tan pesados los Cuesta y compañía que creo aburren al mismísimo Mariano por la bondad de sus críticas a la oposición.

         Todas las noches, a no ser que sobrepase la dosis de alcohol que me permite el hígado, me acuesto con Lamas, González y compañía que me cabrean un rato largo pues para ellos nada más existen Madrid y Barça, olvidando por completo a resto de equipos a los que dedican un enclenque minutaje, hasta a mi Sevilla del alma.

         Pues bien, igual les pasa a los que coordinan las tertulias citadas en el primer párrafo de este “copo” pues toda su labor es darles caña al PP y hablar de Madrid y algo de Cataluña a causa de la familia Puyol.

         Son cadenas privadas y por tanto pueden hacer con su dinero lo que deseen, pero eso de que una y otra vez, como buen martillo pilón, dediquen tosa su artillería a la Comunidad de Madrid y se olviden de Galicia, Asturias, Extremadura (a excepción de los viajes de Monago para zurrarle de lo lindo), País Vasco, etc, y Andalucía, ay Andalucía, es demasiado burdo a no ser que practiquen lo que critican, a saber: el centralismo.

         El Sur, donde estamos a cuarenta y ocho horas del inicio de las elecciones andaluzas, parece que no existe para ellos; somos siete millones largos de ciudadanos españoles, andaluces porque sí, que no contamos ni para lo bueno o lo malo; nos silencian sin más.

         Tal vez ocurra este hecho no deseado porque, según parece, a los dirigentes de La Sexta y la Cuatro les importa un pepino el desguace de los dineros públicos de los EREs y los Cursos de Formación en beneficio de los que mantienen el régimen andaluz desde hace más de treinta años.

         Vamos, que al final estamos ante un “Telemadridcualquiera”, ese que tanto critican y con razón; con la misma razón que un servidor critica a Cintora y García Ferreras, especialmente al primero.

         ¡Toma ya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario