martes, 24 de marzo de 2015

Elecciones andaluzas: UPyD e IU (II)




Las elecciones al Parlamento de Andalucía celebradas el pasado día 22 se han cebado principalmente sobre UPyD e Izquierda Unida.

         La formación de Rosa Díaz no ha logrado entrar en el antiguo Hospital sevillano de las Cinco Llagas, hoy sede del Parlamento Andaluz, pero sí en una UVI de cualquier hospital público herida de muerte y con poca posibilidad de sobrevivir.

         La ex dirigente socialista poco tiene que hacer en la política nacional y nada en la autonómica, ya ven que procede ella del País Vasco donde no se come una rosca y en Andalucía la han vapuleado. Tan veterana como es en esto de la política no supo, o no quiso, darse cuenta que su futuro se encontraba en una alianza con “Ciudadanos” y perdió una gran oportunidad que sus militantes y dirigentes, pocos y mal avenidos, no le perdonarán, aunque ella política de pura casta no dará su brazo a torcer y volverá a presentarse a nivel nacional donde, si no tiene una miaja de suerte en Madrid, puede desaparecer del mapa político.

         Izquierda Unida Convocatoria por Andalucía ha sufrido un injusto traspié quedando su representación a un grupo parlamentario de cinco diputados, lo menos que se da por estos lugares. Ni la buena campaña de su líder Maíllo ha sido capaz de frenar la marcha de sus votantes hacia lugares más confusos políticamente y tampoco se ha beneficiado de la maniobra torticera que Susana Díaz le ha endosado al romper el pacto de gobierno al que gustosamente accedió don Diego.

         Pero muy especialmente su descalabro electoral se debe, cree el que estas líneas teclea, a ese juego mortal de intentar por parte de algunos de sus más importantes líderes, especialmente Alberto Garzón y Julio Anguita, formalizar un noviazgo con los de “arriba y abajo” o los “chavistas” o los “socialdemócratas” del norte de Europa, lógicamente me estoy refiriendo a “Podemos”, perdiendo su principal seña de identidad, que no es otra el que el comunismo con sus defectos y virtudes, pero su auténtico certificado de nacimiento del que parecen querer desertar muchos de ellos.

         Tal vez, lo ignoro porque no soy profeta, todo ello y la fuerte irrupción de “Podemos” en el escenario político pudiera ser su certificado de defunción en las próximas “Elecciones Generales”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario