domingo, 1 de febrero de 2015

Primer test electoral: Andalucía




Ya tenemos el primero sondeo sobre las elecciones andaluzas que se celebrarán en el próximo marzo -realizada por Sigma y publicada en El Mundo-.

         La ruptura unilateral del pacto de izquierdas PSOE-IU ha dado paso a unas elecciones anticipadas que pueden sumergir a la actual Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en un embrollo de difícil solución si el mencionado sondeo se aproxima a la realidad.

         Los resultados que da la encuesta son los siguientes: Vence el PSOE con el 34,7% de los votos, seguido del PP con un 30,22%, a continuación “Podemos” con el 15,6% y en último lugar IU con un 8% de votantes; dichos porcentajes darían las siguientes horquillas de parlamentarios: PSOE (43-45), PP (39-42), “Podemos” (17-19) e Izquierda Unida (5 a 7), y existe la posibilidad, según Sigma, que UPyD obtenga la mínima representación por Sevilla.

         Si la mayoría absoluta se encuentra en los 56 escaños, Susana, la que dejó a IU en la cuneta no podría gobernar con Maíllo, ni creo que el nuevo coordinador de la coalición de izquierdas se fiara de la “Presi” por muy catequista que fuese en Triana por aquello de “lo que se da no se quita”.

         Se comenta en los mentideros políticos que Susana disolvió el Parlamento Andaluz porque “Podemos” no se había consolidado en Andalucía y por aquello de someter a referéndum popular saber si El Cachorro podía salir la tarde del Viernes Santo por calle Castilla, pero a pesar a ello los del reloj le han metido marcha al segundero y con un tic-tac-tic-tac imparable se pueden plantar, parece ser, con un buen puñado de parlamentarios en el Hospital de las Cinco Llagas.

         Sigamos suponiendo que toda la fantasía del sondeo se convierte en pura realidad. Ozú, Dios mío, la que espera a la ciencia política. Lo mejor sería ponerse a deshojar la margarita, a saber: PSOE-PP (pura “casta), PSOE-Podemos (media “casta”) o PP-Podemos (impía “casta”).

         Es que me parto de risa al suponer que la trianera Susana se alía con aquellos que no tienen muy clara que la “Trianera” por excelencia, la otra Esperanza, no haga estación de penitencia en la madrugá del Viernes Santo.

         En fin, un lío que solamente puede ser arreglado por Chiquito. Es lo nuestro, pues al fin y al cabo nosotros, los andaluces, somos capaces de reírnos de lo nuestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario