jueves, 12 de febrero de 2015

El híbrido de Moreno Bonilla




         Pues no sé si el bueno de Moreno Bonilla, candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía por el Partito Popular, tiene o no asesor de imagen para ganarle el pulso electoral a la socialista Susana Díaz, pero en el caso de que lo tuviese tendría que ponerlo inmediatamente en la calle si es que lo asesoró para que pronunciase la siguiente frase: “Soy un híbrido de Málaga y Sevilla”.

         Peor sería que no hubiese sido obra de ningún fiebre del “arriolismo” sino que fuera cosecha propia del candidato de la derecha andaluza, ya que habría que preguntarse cómo es que se define como infértil a la primera de cambio y, para más inri, dota de armamento al resto de las fuerzas políticas para que apunten hacia él.

         Vamos, que a mí, uno de los creadores de la “casta” y de la “maldita” Constitución, me ponen en la mano tal munición en aquellos tiempos prehistóricos del inicio de la democracia, año 1977, cuando cabalgaba con el actual alcalde malacitano Francisco de la Torre a lomos de Unión de Centro Democrático, no hubiese quedado “vivo” políticamente ninguno de los adversarios en la lid de aquella época, pues tan sólo con decir que “Fulanito de Tal” es un híbrido estaba liquidado.

         Y todo ello se debe a que se va a presentar como número 1 de la candidatura de Málaga y no por Sevilla, como si a los sevillanos le importase que lo haga por esta tierra bendita de verdiales y mosto del bueno; y además, para más inri, Juanma, como se conoce a Moreno Bonilla, es natural de Barcelona e hijo, digamos, de la emigración andaluza.

         El poeta Antonio Hernández en una columna que me dedicó en El Mundo cuando publiqué “18 horas con Tejero”, iniciaba su artículo escribiendo: “José García Pérez, malagueño nacido en Melilla…”, dejó muy claro que uno no es de donde nace sino donde pace, y yo voy más lejos en esto del nacimiento cuando afirmo que uno es del útero de su madre.

         Mal inicio de precampaña el de Juanma, pero confíen los peperos en que el ex concejal de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Miguel Briones, aquel señor que se cepilló la bella colección de poesía “Ancha del Carmen” que editaba el Consistorio y que ahora le acompaña en la candidatura, pueda enmendar la metedura de pata de su jefe en filas.

         Es que me parto de risa, que, por cierto, falta me hace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada